CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) – El fiscal Guillermo Marijuán busca bienes en más de 50 propiedades de Lázaro Báez. Los allanamientos en inmuebles del empresario socio de la familia Kirchner empezaron a la madrugada. Interviene la UIF y la AFIP y actúan más de 250 efectivos de Prefectura. El fiscal pasó este martes a la mañana por Comodoro Rivadavia a la espera de que se disipe la niebla para poder llegar a Río Gallegos, desde donde conducirá los operativos.

Foto: Infobae

El fiscal Guillermo Marijuán encabezaba desde esta madrugada un megaoperativo en la provincia de Santa Cruz para relevar y constatar más de 50 propiedades atribuidas al empresario socio de la familia Kirchner, Lázaro Báez, y disponer "la incautación de los bienes y todo objeto de valor que se encuentre". Las medidas se tomaron en el marco de la causa conocida como "la ruta del dinero K", que investiga el funcionario del Ministerio Público y el juez federal Sebastián Casanello.

El megaoperativo incluye más de 250 uniformados de la Prefectura, funcionarios de la AFIP y de la Unidad de Información Financiera (UIF), junto a todo el personal de la fiscalía. Guillermo Marijuán viajó esta madrugada, pero tuvo que hacer una escala en Comodoro Rivadavia, a la espera de que se disipe la niebla para llegar hasta Río Gallegos, desde donde conducirá todas las actuaciones, según informó Infobae.

Los operativos empezaron a las 3 de la madrugada y se realizaban en propiedades que el empresario de Austral Construcciones tiene en la provincia de Santa Cruz, aunque no se especificaron direcciones.

Este lunes, el propio Marijuán había reconocido que el principal objetivo en la causa era lograr la identificación de los bienes que Báez podía tener a nombre suyo o de terceros.

Junto a la orden de allanar que cumplía Guillermo Marijuan -quien se movilizó con todo el personal de su Fiscalía- también se dispuso que "todos" los bienes que puedan ser secuestrados o inhibidos queden bajo control judicial para lograr el "recupero de activos" de origen ilegal. En todos los operativos estaban presentes funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos y de la UIF porque son "parte querellante" en la causa de la "ruta del dinero K".

Las fuentes judiciales que dieron las precisiones sobre los allanamientos relataron que las medidas se precipitaron luego de un escrito que la semana pasada presentó ante el juzgado federal Leonardo Fariña, el joven "arrepentido" que trabajaba para Báez. En esa nueva confesión, el "valijero" habría dado datos, direcciones y hasta coordenadas de las propiedades que finalmente hoy fueron intervenidas.