BUENOS AIRES (ADNSUR) - Si bien seguirá con sus viajes al interior, el presidente Mauricio Macri junto a su equipo decidió posponer su campaña electoral hasta octubre, en virtud que su principal objetivo es lograr la estabilidad del dólar, al menos por dos semanas, indicó La Nación.

Por el momento solo se verán algunas acciones como la que realizó el presidente Mauricio Macri en Córdoba.

Con la estética muy cuidada y un discurso en tono positivo, sin confrontar con el kirchnerismo, el Presidente irá durante las próximas semanas a lugares claves, pero sin la presencia que se desplegaba antes de las primarias.

De esta forma, el Presidente respondió al pedido que le hizo su principal rival, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que en varias oportunidades le reclamó a Macri que se dedique a la gestión.