MISIONES (ADNSUR) - Al encabezar una nueva marcha de campaña del "Sí se puede" en la plaza del Papa de la ciudad de Posadas, el presidente Mauricio Macri advirtió que "no hay disculpa" para quienes "venden droga", así como tampoco "ninguna razón para aquellos que justifiquen envenenar y matar a otros". Consideró en ese sentido que Juntos por el Cambio "no cree en esa moral".

El mandatario también pidió a su electorado utilizar sus teléfonos celulares para "decir en las redes (sociales) qué es lo que sentimos y lo que pensamos" durante la campaña. Además, convocó a sus seguidores a "convencer a los que están dudando" sobre su voto en las elecciones del domingo 27.

Macri se trasladó a Posadas junto a su esposa, Juliana Awada, quien lo acompañó en el escenario durante el acto.

"Cada día somos más, y lo que nos une es que nunca bajamos los brazos", expresó el presidente y añadió: "No tengamos miedo porque los voy a defender. Creo de verdad en cada uno porque me mostraron lo que son capaces de hacer".

Tras afirmar que "entiende el enojo" de los sectores medios por "estos meses que han sido duros" en materia económica, Macri llamó a "seguir trabajando juntos" y aseguró que Argentina "empieza a crecer".

Después de que el candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, afirmara que "con la pérdida de empleo hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo", el presidente Macri sostuvo que "no hay disculpa para aquellos que venden droga", así como tampoco "ninguna razón para aquellos que justifiquen envenenar y matar a otros. No creemos en ese tipo de moral", dijo.

Fuente: Télam