CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Mauricio Macri mantuvo este jueves a la mañana una reunión de gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner (CCK) para una arenga motivacional tras la derrota en las PASO del domingo pasado ante Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos que obtuvo el 47,6 por ciento de los votos.

"Este es el único país del mundo donde el sistema institucional transforma una elección interna en un presidente virtual. Pero acá está el presidente real, que soy yo, y voy a tomar decisiones", anunció allí Macri, en medio de la turbulencia financiera que comenzó el lunes, cuando subió el dólar, se devaluó el peso y se desplomó la bolsa.

Este jueves, con los mercados más aliviados tras el intercambio entre Macri y Alberto Fernández (el dólar bajó a $55), el Presidente se mostró optimista y capaz de revertir el resultado electoral del 11 de agosto. "Vamos a ganar, vamos a dar la pelea", dijo ante una multitud de funcionarios que llenaron el CCK. "He tenido muchas adversidades, me ha costado, pero lo lindo es vencerlas", expresó.

Allí, Macri resaltó entre otras cosas: "Me siento muy orgulloso como argentino, como presidente, de que todos ustedes estén hoy acá tan comprometidos, aun desde el dolor; el dolor nos está haciendo crecer para ratificar todo esto que hemos hecho".

Además, planteó que el compromiso que tienen todos los dirigentes de Cambiemos "no tiene que ver con lo personal, no tiene que ver con el dinero, no tiene que ver con la fama ni con el poder; tiene que ver con el corazón porque amamos a nuestro país", comparó, y se mostró orgulloso porque se anotan 20 fiscales nuevos por minuto desde el domingo, informó. 

El presidente también consideró que "el camino no es enojarse con el que no nos votó porque creemos que no nos entendió; el camino es ponernos en el lugar de quienes no nos votaron, entenderlos y decirles que los necesitamos, que nos despertamos, que estamos reaccionando".

Según detalló diario La Nación, además durante su discurso, que fue más largo de lo previsto, leyó una carta de una vecina que le pedía fuerza, y cerró con "Argentina, Argentina".

También habló allí Elisa Carrió, quien también pronosticó un triunfo el 27 de octubre próximo y quien comparó a la oposición con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En tanto, la vicepresidenta Gabriela Michetti señaló: "Estamos con un gol abajo, pero no perdimos el partido".