COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, aseguró que con la llegada de la vacuna rusa a la localidad "se ve una luz al final del túnel" y reconoció que las dosis enviadas por el gobierno nacional no alcanzarán para todo el sistema de salud.

En declaraciones publicadas por La Opinión Austral, el jefe comunal se mostró "esperanzado" por el inicio de la vacunación, que como en todo el país, comenzará el martes próximo.

"Comenzamos a soñar con vivir normalmente y que haya menos riesgo. Seguimos teniendo una cantidad de casos importantes y fallecidos que pretendemos bajar. Para mí es una gran esperanza", dijo.

Además, señaló que "se ve una luz al final del túnel con la llegada del avión de Aerolíneas Argentinas con las primeras vacunas para el país".

"Comenzamos a soñar con vivir normalmente y que haya menos riesgo. Seguimos teniendo una cantidad de casos y fallecidos importantes. Es una gran esperanza", dijo.

En relación a la distribución, consideró que "va a ser sencilla porque se van a suministrar en los mismos hospitales públicos a los trabajadores del sistema de salud".

"No creo que alcance con las vacunas que llegan a Comodoro para vacunar a todo el sistema de salud público. No sólo hablamos de médicos sino también de enfermeros o personal de limpieza. Es una importante cantidad de gente", dijo.

De acuerdo a lo informado, Entre 40% y 50% de las 3000 vacunas destinadas a Chubut serán para personas de Comodoro, mientras que el resto se distribuirá en otras localidades del interior.