COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este lunes renunciaron a sus cargos dentro el Ministerio de Educación del Chubut el titular de esa cartera, Leonardo De Bella, y subsecretario de Recursos, Apoyo y Servicios Auxiliares, Daniel Enhes. Fue justamente este último quien, en horas de la tarde, descargó en su cuenta oficial de Twitter (@danielehnes) una batería de acusaciones de mal manejo de recursos financieros dentro del área y puso como principales responsables a un grupo minoritario de docentes que -a su criterio- evitan que se puedan implementar mecanimos de control de gastos más efectivos, y que implican la pérdida de millones de pesos que podrían invertirse en mejorar la infraestructura escolar.

En un hilo de Twitter, el ex subsecretario apunta contra "personajes que fogonean y operan" para no perder "privilegios" a partir del "conflicto permanente" y que "la falta de sistemas de control informatizados y la resistencia que hay a su aplicación" provoca mal uso de fondos.

En este sentido ejemplificó que "este descontrol permite que no se informe cuando un cargo u horas cesan y se le continúa pagando" a los docentes, y que bajo esta irregularidad se detectaron que hay "54 millones en el bolsillo de docentes, que devuelven a tasa 0%".

Ese mismo "error" en el pago de haberes "le generan otros beneficios al docente, organismos y gremios", y detalló que "aumentan sus aportes y aceleran la jubilación y generan ingresos habituales a los gremios". Así aseguró que "habrían sido depositados de más 120 millones en los últimos años a gremios".

El detalle de los twitts

El hilo comienza a las 19:12 hs del lunes, recordando: "Hoy presente mi renuncia al cargo de Subsecretario de Recursos… del Ministerio de Educación luego de 116 días de una experiencia cargada aprendizaje, adrenalina e indignaciones. Y pretendo describir en una serie de hilos, cómo, detrás de un conflicto absolutamente genuino se esconden abusos y supuestos derechos que no hacen más que sustraer recursos de la educación para el beneficio personal de unos pocos actores del sistema".

En esos dos postetos, dejó claro que considera la "incertidumbre de pagos" un reclamo genuino, aunque calificó las medidas de los gremios como "desproporcionadas".

Continuó el hilo en la red social indicando que hay "personajes los que fogonean y operan para que a través del conflicto permanente no perder e incluso obtener más privilegios de los que no gozan, ni están de acuerdo la mayoría de los que trabajan por y para la educación pública (remarco son mayoría) y mucho menos los padres de los chicos que van a las escuelas".

Señaló que cuando ingresó al Ministerio de Educación "lo primero que me llamó la atención es la falta de sistemas de control informatizados y la resistencia que hay a su aplicación o puesta en práctica permanente, control de novedades (altas y bajas de cargos u horas), control nominal de matrícula escolar (saber quiénes son los alumnos de cada escuela), control de partidas escolares (como se gastan los recursos en las escuelas)".

Ehnes apuntó que "este descontrol permite que no se informe cuando un cargo u horas cesan y se le continúa pagando o se le paga de más al docente, cuando se detecta (pocas veces voluntariamente y muchas veces ni se detecta) se hacen INFORMES de DEVOLUCIÓN actualmente detectados existen 54 millones en el bolsillo de docentes, que devuelven a tasa 0% y en cómodas cuotas que bien podrían invertirse en la reparación y mantenimiento de escuelas".

 

"Pero también le generan otros beneficios al docente, organismos y gremios. Aumentan sus aportes y aceleran la jubilación y generan ingresos habituales a los gremios. Habrían sido depositados de más 120 millones en los últimos años a gremios y organismos", remarcó.

 

Daniel Ehnes on Twitter