Luego de que Matías Almeyda revelara que tras la muerte de su padre quiso comprar vacunas para toda la ciudad de Azul pero las autoridades no se lo permitieron, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, cruzó al ex futbolista y le sugirió que "leer las leyes argentinas".

“No necesitaba hablar con nadie, podía ver las leyes de Argentina y de todos los países del mundo”, dijo el mandatario provincial ante la consulta sobre el caso del actual entrenador de fútbol y su relato conocido el pasado martes.

”En el exterior tampoco está muy permitido en los laboratorios la venta, a veces ni siquiera al extranjero, pero lo que sí está permitido al extranjero generalmente es la venta a países, a veces a algunos conglomerados empresarios que están trabajando para conseguir vacunas”, aclaró Kicillof al respecto.

El pasado miércoles la ciudad de Azul, de donde es oriundo Almeyda, había solicitado al Estado una autorización para tener acceso a las 30 mil vacunas conseguidas por el ex River, pero no se lo permitieron.

“No se puede a nivel privado hacer estas cosas. Es una lástima porque hay mucha gente que estaría dispuesta a invertir dinero para ayudar a la población. El sistema está hecho así, lo maneja el Gobierno. El día que se abra un poco todo esto, va a haber mucha gente que querrá colaborar, pero también va a haber mucho negocio. Es difícil y entendible. Una lástima”, había reflexionado el futbolista al respecto.

Y este miércoles, Axel Kicillof fue el encargado de dar una respuesta oficial por parte de la gobernación bonaerense.

“Yo le quiero decir a Almeyda y a cualquiera que quiera colaborar para buscar vacunas porque tiene un contacto o donar plata para que se compre, bienvenido, están los instrumentos, nadie va a obstaculizar. Creo que eso queda del lado de la oposición cuando decía que era veneno, o decían no nos dejan”, enfatizó.

Y agregó: ”La verdad que es muy fácil, simplemente hace falta sentarse y trabajar para colaborar con el país. Me parece que la solución no es buscar vacunas para tal o cual. Hay que ir primero por los que más lo necesitan, que es la población de riesgo”.

En ese sentido, el gobernador de la Provincia remarcó que desde Buenos Aires han usado esa modalidad "en la Provincia y en todo el país".

"Cuando hablamos con los laboratorios de Rusia, de Estados Unidos, de Inglaterra, siempre dijimos: ‘cuando consigamos vacunas vamos al Gobierno nacional, se las damos y son para todos los argentinos. Porque esta no es una cuestión del sálvese quien pueda, ni del ‘primero yo’. Me parece que es una visión mezquina. Almeyda, o el que quiera ayudar, bienvenido, están todos los teléfonos, los esperamos, si tienen contactos”, dijo.

Y cerró: ”Si algún jugador de fútbol, una estrella, una personalidad quiere donar plata para la compra de vacunas, también, bienvenido, porque está invirtiendo el Gobierno nacional una fortuna para vacunar a todos los argentinos”.