Fuentes legislativas confirmaron a ADNSUR que este incremento salarial alcanza también a los propios legisladores, ya que así lo establece el Convenio Colectivo de Trabajo. Este aumento fijado en dos tramos fue acordado en el marco de las conversaciones paritarias, aunque podría efectivizarse a partir de la próxima liquidación de haberes ya que finalmente quedó firme el aumento del presupuesto legislativo, que provocó tironeos, vetos parciales y discusiones entre legisladores y el Ejecutivo.

De esta manera, los empleados percibirán con su próximo recibo de haberes un incremento del 15% retroactivo a enero, y otro 15% a partir de julio, acuerdo salarial que alcanza también a los diputados provinciales ya que "así está estipulado en el Convenio Colectivo de la Legislatura, que lleva más de cuatro años vigente", apuntaron las mismas fuentes.

Actualmente, un diputado cobra un promedio de 50 mil pesos mensuales además de los 25 mil correspondientes a los gastos de bloque. Desde enero, el salario mensual se elevará a alrededor de 60 mil, y a partir de julio 70 mil.