CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente electo Alberto Fernández arribó a las 10.30 a la Casa de Gobierno para mantener una reunión con el mandatario saliente Mauricio Macri, tras las elecciones generales celebradas ayer en todo el país, en el marco del período de transición que se extenderá hasta el próximo 10 de diciembre cuando asuman las nuevas autoridades de la Nación.

Tras la derrota en las elecciones de este domingo, Macri llamó anoche por teléfono al candidato opositor para invitarlo a tener una reunión, tal como aseguró al hablar en el escenario de su búnker en Costa Salguero.

El futuro presidente respondió minutos después desde su comando de campaña en el barrio porteño de Chacarita y le manifestó que iba a concurrir para "colaborar" en todo lo que pueda en el marco de la transición.

Respecto del encuentro, el secretario General de la presidencia, Fernando De Andreis, afirmó este lunes que el Gobierno "trabajará para una transición ordenada" con los equipos del presidente electo, Alberto Fernández.

De Andreis dijo que con su equipo se pondrá a "trabajar desde el día uno, para trabajar de la manera más ordenada posible". Además, sostuvo que esto servirá "para que Argentina pueda dar una muestra de cómo puede sucederse el gobierno de un color para con otro", precisó el funcionario a los medios.