El senador del Frente de Todos Carlos Linares repudió el ataque a la vicepresidenta de la Nación ocurrido el jueves en Recoleta. Se quejó del “odio que destila la derecha más rancia de nuestro país”. 

En diálogo con Crónica, el presidente del Partido Justicialista de Chubut.lamentó que "hay un grupo minúsculo que destila odio. Yo pienso que no hay que meter a todos en la misma bolsa. Uno puede pensar diferente, puede accionar diferente, todo lo que se quiera, pero lo que no se puede hacer es destilar esta cantidad inmensa de odio. Esto es el final anunciado de un mensaje, repito, de odio, que se le está dando a la gente, el negocio de la derecha más rancia de nuestro país”.

“Yo vuelvo a insistir: cuando se destila tanto, pero tanto odio, pasan estas cosas -adviritió el exintendente de Comodoro-. Le quemaron la cabeza a la gente con un mensaje odiador. Imaginemos qué país hubiéramos tenido si esa bala salía. Sería una cacería de unos con otros. Hay límites, tiene que haber límites”, manifestó.

Linares rechazó de plano la posibilidad de que el intento de homicidio estuviera armado. “No sé en qué cabeza cabe pensar que esto estuvo armado. Estamos hablando de un hecho que tuvo repercusión mundial; no es que tuvo repercusión solamente en el barrio de Recoleta. El embajador en Argentina de los Estados Unidos se está solidarizando, y lo mismo está haciendo la mayoría de los presidentes a nivel mundial", dijo.

"Atrás de todo esto, hay horas, horas y más horas de programas de televisión, hojas y hojas de papel, todos los santos días de los últimos tres o cuatro años, hablando en contra de una mujer que ya la desterraron, que ya le hicieron juicio, ya la condenaron. Ya está, no hace falta más nada, está todo hecho”, resumió.

Linares felicitó vía Twitter “a los compañeros y compañeras del PJ de Comodoro Rivadavia por expresar a viva voz el amor hacia @CFKArgentina y la defensa de nuestra democracia” al compartir un video de la concentración en repudio al atentado.

Tweet de Carlos Linares
En otro pasaje de la entrevista, expresó que "la gente nunca tendría que haber estado afuera de la casa de Cristina”. A propósito, indicó: “Tenemos que analizar por qué llegamos a esto. Días atrás, el canal de televisión TN tenía la mitad de la pantalla de la televisión dividida. De un lado, el fiscal prácticamente condenando a Cristina, y la otra mitad mostrando su casa, incitando a que la gente fuera al lugar. Los primeros en llegar fueron opositores del gobierno, armaron un cacerolazo, pidieron una condena, mostraron hachas, una hoz, después, la vecina de arriba hablando incoherencias. Lo que está pasando es una verdadera locura”.

"UN DÍA DE MUCHO DOLOR"

“Pienso que hoy (por el jueves) es un día de mucho dolor. A mí en lo personal me duele mucho, por el aprecio y el cariño que le tengo a Cristina. Esto nos hace replantearnos muchas cosas, ¿qué está pasando? ¿dónde vamos? ¿dónde vamos a terminar? Hay muchísimo odio”, lamentó y agregó que "hay un sector que incentivó esto durante meses, años, y ahora no saben cómo salir. Es muy triste lo que pasa. Si seguimos aplicando la ley del ojo por ojo, en este país vamos a terminar todos ciegos”, alertó.

Finalmente, el exintendente de Comodoro recordó los dichos del diputado nacional del PRO por Neuquén, Francisco Sánchez, quien la semana pasada presentó un proyecto de ley para que las causas de corrupción sean calificadas como “traición a la patria”.  A propósito, Linares dijo: "La semana pasada este legislador, que es diputado nacional por la provincia de Neuquén, pidió pena de muerte para Cristina. Esto no puede quedar ahí; lo primero que tiene que hacer la Cámara en su conjunto, los propios y los ajenos, es expulsarlo. Hay que pedir la remoción de este diputado. Insisto, hay límites, tiene que haber límites. El problema es que cuando se cruzan los límites, pasan estas cosas. Tenemos que cortarla con estas cosas”, resumió Linares. 
 
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!