El acto realizado estuvo interrumpido por un grupo de becados que se encuentran reclamando el pase a planta permanente. Por tal motivo, Linares remarcó que “desde que asumimos, lo hicimos con la responsabilidad de tener las cuentas muy ordenadas y claras. Por eso, se está estudiando caso por caso de los becados y con la antigüedad correspondiente los vamos a pasar a planta”.

Sin embargo, aclaró que “no vamos a trabajar bajo ninguna presión” y denunció que algunos de los becados “no iban a trabajar”, por ello, “aquella persona que no esté en función  le vamos a dar de baja la beca, le vamos a pagar al que trabaja, no al que no trabaja”, puntualizó.

Por otra parte, Linares destacó el aporte provincial y resaltó la posibilidad de “que el dinero vaya a muchos clubes o iglesias, para que la plata tenga el destino que tiene que tener y no se pierda en el camino”.

Además, remarcó las negociaciones en torno a la crisis petrolera y sostuvo que “el gobernador puso lo que tuvo que poner y tenemos que ser agradecidos. Era una situación compleja, hicimos los llamados y a la semana estábamos sentados en Nación. Nunca el gobernador me dejó de atender, puede haber diferencias pero nos respetamos mutuamente y eso es bueno para la democracia”.

Por su parte, el mandatario Mario Das Neves manifestó que “hay que avanzar en acuerdos sin cifras en negro porque siempre pensamos y apostamos al bienestar de los trabajadores”.

Y remarcó que “hay modelos de ajustes y nosotros desde diciembre estamos reuniéndonos. En cada reunión en Buenos Aires están los tres ministros, Rogelio Frigerio, Jorge Aranguren y  Jorge Triaca junto con las operadoras, provincia, sindicato y municipios. Esta la mirada de preservar los puestos de trabajo y después la mirada de aquellos que dicen que la rentabilidad se cayó, pero hay que mirar la película completa”, reclamó.

Sostuvo que “hay empresas a las que les molesta que uno avance con acuerdos, si podemos resolverlo nosotros ¿Por qué vienen tres iluminados con un procedimiento? No lo vamos a permitir”.