COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El intendente Carlos Linares puso en valor la nueva proyección de  objetivos para el año que se avecina, sosteniendo que “este 2017 fue muy  duro para nosotros, pero logramos sobresalir de dos situaciones muy  difíciles: la catástrofe climática y la crisis económica petrolera.  Finalizamos el año con la cabeza en alto, sabiendo que los comodorenses  nos tenemos a nosotros mismos para reconstruir la ciudad”.

En un balance de los objetiv

os cumplidos este año que finaliza y  realizando una proyección hacia el 2018, el jefe de la ciudad, dijo que  “en primera instancia, logramos salir adelante después de la tormenta  que vivimos en marzo. Hemos avanzado y mucho y si bien todavía nos queda  mucho más por hacer, vamos por buen camino y eso es lo más importante”.

De este modo, destacó que “nosotros no paramos ninguna obra y eso se  debe al gran ordenamiento que tenemos internamente, donde licitamos más  de 150 obras en el año 2017 y tenemos una buena proyección para el año  2018 y 2019. Además, pudimos pagar siempre en tiempo y forma los   salarios, aguinaldos y bono; tenemos todos los proveedores al dia; y nos  tuvimos que hacer cargo de la enorme crisis financiera de lo que  significó la emergencia y lo hicimos sin afectar el normal

funcionamiento del Municipio”.

Por otra parte, Linares explicó que estamos  “Gracias a la estabilidad  económica de las arcas municipales, pudimos avanzar en pasos  administrativos para contar este bono y somos uno de los tres municipios  del país que pueden tomar este tipo de endeudamiento”, aseguró.

Asimismo, el jefe de la ciudad manifestó que “estamos dando pasos  agigantados, hay mucho más para hacer por nuestra gente, pero el año que  viene centraremos nuestra gestión en tres ejes fundamentales. En primera  instancia, tenemos que contribuir para que Comodoro cambie su matriz económica; encarar un plan de obra pública como nunca se vio en la  historia de la ciudad y fortalecer el desarrollo social. Comodoro va a  tener un buen año porque el petróleo va a estar más estable porque me  parece que el piso ya lo tocamos”, sostuvo.

En ese tenor, dijo que “terminamos el año comprometidos con nuestra  gente y sobre todo con la salud pública. Cerramos el 2017 con tres  nuevos centros de salud municipal, construidos con aportes propios y  para nuestra gente. Fortalecimos espacios culturales y deportivos para  la integración y esparcimiento y estamos cumpliendo con el ordenamiento  y entrega de tierras para los ciudadanos.

Finalmente, el intendente afirmó que “son momentos difíciles y es  fundamental el acompañamiento de la gente. Además, a pesar de la crisis  laboral, con un gobierno nacional y un gobierno provincial ausente,  Comodoro está de pie y tiene fuerza para salir adelante. Estuvimos solos  todos estos 9 meses después de la catástrofe, pero salimos, y fue  únicamente con el esfuerzo del Municipio. Por lo tanto, reafirmamos el  compromiso de continuar mejorando nuestra ciudad, de la que todos somos

parte”.