COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Tras las declaraciones que realizó el titular de la empresa de transporte, Atilio Rossi, donde anunció que pedirá la rescisión del contrato de transporte de pasajeros a la Municipalidad, el intendente Carlos Linares sostuvo que “Patagonia Argentina no nos comunicó nada oficialmente”. Remarcó que la empresa "tiene un contrato y debe cumplirlo", y puso en duda la real motivación de Patagonia ya que la decisión se da "justo ahora que se implementa el sistema SUBE, que busca controlar el servicio que se presta a todos los ciudadanos”.

El intendente explicó que en diciembre del año pasado, el titular de la empresa de transporte Patagonia Argentina, Atilio Rossi, le solicitó a la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, la ampliación del contrato para todo el ejido urbano.

En ese contexto, señaló que en el Municipio “no tenemos ninguna información oficial de las declaraciones que se realizaron, pero me llama la atención que salgan a decir por las radios cosas que las tienen que dirimir en otro lugar como es el que le da la concesión, que es la Municipalidad de Comodoro Rivadavia”.

En esa línea, el intendente de la ciudad defendió el rol de la Municipalidad de controlar los servicios y concesiones que se ofrecen desde el Estado. Al respecto, manifestó que “a Patagonia Argentina no le gusta que lo controlemos, pero lo vamos a seguir haciendo porque controlamos todo lo que hacemos. Así como comunicamos a la empresa Urbana que no estábamos de acuerdo con la forma en que estaban prestando el servicio, también lo hicimos con la empresa de transporte que, hace algunos días, en una decisión unilateral, dejó a los comodorenses sin transporte. Vamos a seguir controlando a favor de nuestra gente”.

“Por eso, si a todo esto, nos vienen a amenazar con que con quieren devolver la concesión, les digo que no es así. Hay un contrato y tienen que cumplirlo. Patagonia lleva trabajando en la ciudad alrededor de 40 años y siempre valoricé todas las inversiones que realizaron y tengo muy buena relación con Rossi y su gente, pero eso no quiere decir que no lo vamos a controlar. El sistema SUBE es control”, subrayó Linares.

ESTRUCTURA DE COSTOS ESTABLECIDA DESDE EL 2007

Por su parte, el secretario de Gobierno y Función Pública, Máximo Naumann, afirmó que “la estructura de costos está establecida desde el año 2007, no hay mucho para discutir en ese sentido, pero sí existieron algunas cuestiones respecto a una diferencia entre el número de choferes que la empresa informaba al Municipio y los que declaraba a la AFIP. Nosotros no podíamos reconocer y pagar trabajadores que no estaban en AFIP o estaban en negro, luego desde la firma manifestaron que hubo un error”.

Finalmente, Naumann indicó que “hay cuestiones que se deben plantear en una mesa, pero no hacen al trasfondo de una eventual recisión, al menos así lo entendemos nosotros. Respecto a los subsidios municipales, existe una estructura de costos que presenta Patagonia Argentina y se pagan algunos ítems, porque lo que se cubre es el faltante, por eso pedíamos más aportes desde Provincia y llevamos adelante la readecuación de tarifas”.