CAPITAL FEDRAL - La Unión Cívica Radical ratificará hoy su pertenencia a Cambiemos. En la Convención Nacional en Buenos Aires, habrá una fuerte discusión política y de allí saldrá un pronunciamiento con el que se reclamará al PRO -una vez más- un espacio en la toma decisiones.  

Con la ratificación de Cambiemos casi no hay lugar para grandes sorpresas, como lo hubiera sido una ruptura. Pero el encuentro de 347 convencionales, que arrancará a las 14 en el predio porteño de Parque Norte, dejará tela para cortar al menos hasta el cierre de listas, el 22 de junio próximo. 

Los radicales llegan a la convención divididos en tres: los que propondrán ampliar la coalición con peronistas y progresistas, con el presidente del partido Alfredo Cornejo a la cabeza; los que quieren romper con Mauricio Macri; y un puñado de indiferentes. 

Entre los rupturistas están Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Jorge Sappia, presidente de la Convención, entre otros. Son nombres de peso pero con poca representación: esta facción reúne el apoyo de 70 convencionales, apenas el 20,2% del total. 

Como entienden que no inclinará la balanza, este sector pedirá que se le exija a Macri la apertura la fórmula para que el postulante a vice sea nombrado por el radicalismo o una interna el 11 de agosto, con Martín Lousteau como eventual precandidato presidencial por la UCR

En la vereda de enfrente están los liderados por Cornejo, quien en principio quiere una ampliación del espacio para salir a conversar con dirigentes que hoy no están en el oficialismo, como los cuatro integrantes de Argentina Federal, algunos gobernadores, el GEN y el socialismo. 

Cornejo plantea dos cosas: hacia afuera, el armado de un frente electoral amplio y antikirchnerista para impedir que la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández tenga chances en las elecciones del 27 de octubre; para adentro, que la UCR deje de ser un convidado de piedra en la coalición Cambiemos.

El gobernador mendocino es uno de los más críticos hacia la forma de gobernar de Macri. Lo tiene claro Cornejo, el poder es exclusividad del PRO. Y también expresa cuestionamientos muy duros hacia algunas decisiones de política económica. 

En esa línea, el tucumano José Cano dijo ayer en declaraciones radiales que, como ocurre naturalmente en todas las convenciones, habrá un debate político vinculado al rol del radicalismo en los últimos cuatro años. Y también un análisis de la situación económica con la idea de elaborar propuestas.

Fuente: Los Andes