Luego de que la Justicia decretara la quiebra de Correo Argentino S.A, la empresa propiedad del Grupo Macri, tras dar por fracasado el proceso de salvataje, desde la compañía se emitió un duro comunicado donde afirmaron que la decisión judicial es “la peor de las arbitrariedades” y “un paso hacia la Argenzuela”.

A través del texto difundido en las últimas horas, Correo Argentino afirmó que la carta que había emitido al respecto el pasado domingo Mauricio Macri recordó la “persecución y venganza que el gobierno nacional está llevando a cabo en su contra”, y que la quiebra confirmó "los atropellos, la corrupción y la venganza” sobre los que advirtió el fundador del PRO.

“La arbitrariedad es mayúscula porque, tal como puntualizó el exmandatario, la compañía ofreció ‘el pago del 100% de la deuda y el pago de todos los intereses de esa deuda, según la Justicia determine’, pero ‘el procurador Carlos Zannini, actuando en contra de los intereses del Estado y de la gente, rechazó cobrar el 100% de lo adeudado’, insistiendo en cambio en la quiebra de la empresa. Precisamente eso es lo que el Gobierno consiguió”, señala el comunicado.

Y agrega: “Hoy es un día nefasto para la justicia comercial argentina”.

En ese sentido, se señala que la quiebra "fue resuelta por una jueza recusada, y requerida por la fiscal de Cámara, que también se encuentra recusada. La quiebra se decretó a pesar de contarse con la conformidad de todos los acreedores de la empresa, excepto el Estado Nacional”.

"La injusticia es mayor cuando el Estado Nacional es el culpable de la presentación en concurso por sus incumplimientos y por haberse apropiado ilegítimamente de todos los bienes de la concursada”, se quejó además la empresa.

Además, afirmó que el concurso se debió a que el Estado "no cumplió con sus obligaciones" y "se apropió de los bienes de la empresa".

“Es increíble que el Estado se apropie de los bienes de una empresa, le deje las deudas y no acepte el pago del 100%, con lo que ahora la lleva a la quiebra. Todo por venganza e intereses políticos. Un paso más hacia Argenzuela”, cierra el texto.