RAWSON (ADNSUR) - Este jueves a las 9 está convocada una nueva sesión ordinaria de la Legislatura que se realizará de manera virtual, tal como habían solicitado los presidentes de cada uno de los bloques. El resultado es toda una incógnita, ya que los empleados siguen con las medidas de fuerza y adelantan que si la sesión se realiza sin personal de planta, esto violaría el reglamento interno, por lo que podría ser luego denunciada ante la Justicia.

El desarrollo de la sesión virtual aun genera dudas y no se sabrá hasta minutos antes del inicio si finalmente podrá concretarse. Es que según marca el nuevo reglamento, el presidente de la Legislatura, Ricardo Sastre, tiene que estar presente en el recinto y eso dependerá si los empleados legislativos le permiten el ingreso.

Entre los temas a tratar, que no son demasiados, se destaca el pliego de Javier Alvaredo como Presidente del Banco del Chubut, propuesta enviada por el gobierno hace cinco meses. Tal como anticipo ADNSUR hace un mes, Alvaredo -quien ayer expuso por más de una hora de manera virtual ante los legisladores- obtuvo apoyo unánime de todos los integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales, y están dadas las condiciones para que mañana su propuesta sea aprobada.

Javier Alvaredo
Javier Alvaredo

Además de este tema, se votaría una ampliación de plazos a la Ley del Ejecutivo de baja del débito laboral, mientras que aún esperan en comisión la reforma a la Ley de Farmacias, y la creación de una comisión para hacer un seguimiento del Instituto de Seguridad Social y Seguros.

Por otra parte, en la mañana hubo una nueva reunión entre diputados del interbloque y dirigentes de gremios estatales para terminar de dar forma a las propuestas de suspensión del pago de la deuda y la nueva Ley Tributaria, pero aún sin novedades para avanzar en una propuesta concreta que pueda ser analizada por el resto de los diputados.

Respecto a la polémica en torno al desarrollo de la sesión sin la colaboración de empleados por las medidas de fuerza ante la demora en el pago de haberes, los diputados están decididos a seguir adelante y que en todo caso sea el Poder Judicial el que luego decida sobre la validez.

Para el gremio Apel será todo un desafío, ya que podría sentar un precedente en el que luego no sea necesaria a futuro la presencia de empleados para que los diputados lleven adelante las sesiones, que siempre fue una de las principales herramientas de presión. En este caso, el argumento de los legisladores para una sesión virtual fue el peligro de la pandemia y el riesgo que implica una convocatoria presencial con el brote de Covid19 que se registra en varias ciudades.