RAWSON (ADNSUR) - Los diputados de la actual Legislatura tomaron la decisión de aprobar el primer Código Electoral del Chubut antes de dejar sus bancas dentro de 50 días. Así lo definió la Comisión de Asuntos Constitucionales, y se encargó al legislador Adrián López la tarea de coordinar la redacción final del trabajo que ya se viene plasmando hace años junto a especialistas en la materia, como el ex secretario del Tribunal Electoral Provincial, Jean Loup Gerber.

Se trata de un tema delicado, porque necesita para su aprobación de un número altísimo de votos, que la Constitución establece en las tres cuartas partes del total de la Cámara; es decir, 21 de 27 diputados deben estar de acuerdo. Según el relevamiento realizado por ADNSur, teniendo en cuenta que ya pasó la época electoral que pone a los partidos en una situación difícil para llegar a un acuerdo, y sumado a que estos diputados ya están dejando la gestión, estarían dadas las condiciones para el consenso entre los bloques de Chusoto, Cambiemos y el PJ.

Si bien aún faltan pulir varios aspectos, los diputados que trabajan en el tema reconocieron avances importantes en dos puntos: habría acuerdo en utilizar el sistema de la boleta única de papel, que dió buenos resultados en provincias como Córdoba y Santa Fe; y también en determinar una fecha fija de elecciones provinciales, separada de las nacionales, que se evalúa podría ser el último domingo de septiembre o el primer domingo de octubre.

Quizás el punto más sensible, y en el que aún no hay una definición tajante, pasa por la eliminación de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Aquí hay voces encontradas con el justicialismo, y se discute si el sistema sirvió realmente o no, a la hora de definir los candidatos a gobernador y a intendente de manera general y obligatoria, o en todo caso si sería más conveniente -y menos oneroso- volver a las internas tradicionales, donde cada partido resuelve sus candidatos de manera cerrada.

Este último punto será seguramente el más difícil de consensuar, pero los legisladores son optimistas y creen que están dadas las condiciones para que de una vez la provincia cuente con una ley que regule su sistema electoral, una falencia que lleva 60 años desde el nacimiento de la provincia, y que varias veces fue reclamada al Poder Legislativo por parte de los integrantes del Superior Tribunal de Justicia