RAWSON (ADNSUR) – Finalmente, la Legislatura de la Provincia autorizó este jueves al Poder Ejecutivo a usar 15 millones de dólares de un remanente del BOCADE para ser destinados al pago del tercer y último tramo de sueldos del mes de julio. De esta manera, el Gobierno cancelará este viernes los salarios a los empleados públicos que cobran por encima de los 65 mil pesos.

Tras una tarde de tensiones, negociaciones, esperas y quejas de la gente que estuvo durante horas fuera del edificio esperando les permitan ingresar a ocupar un lugar en las gradas, sobre las 20 horas comenzó a sesionar la Legislatura provincial.

Estuvieron presentes los diputados Jerónimo García, Roddy Ingram, Alejandro Albaini, Adrián López y Cristina de Luca del Chusoto, Alfredo Bruscoli (Convergencia), Eduardo Conde, Manuel Pagliaroni, Jacqueline Caminoa (Cambiemos), Blas Meza Evans, Gabriela Dufour, Alejandra Marcilla, Viviana Navarro, Javier Cunha, Leando Espinosa, Cecilia Torres Otarola, Estela Hernández, Gustavo Fita (Partido Justicialista).

En la sesión de este jueves, los diputados aprobaron por unanimidad el pedido de autorización enviado por el gobernador Mariano Arcioni para desafectar 15 millones de dólares, provenientes de un bono de endeudamiento (queda un remanente de 84 millones de dólares del BOCADE, por el que adquirió una deuda de 650 millones de dólares) y recaudar un monto que a valores de hoy asciende 915 millones de pesos, considerando un tipo de cambio de 61 pesos por dólar.

La Legislatura sesionó en un marco de tensión con presencia de fuerzas de seguridad dentro del edificio a fin de garantizar el desarrollo de la tarea legislativa, debido a la gran cantidad de estatales que se manifestaban fuera del edificio.

El proyecto había sido remitido por el Gobernador para desafectar hasta 15 millones de dólares y así cancelar los salarios del último rango que, según confirmó más temprano el ministro Coordinador de Gabinete, Federico Massoni, a este portal de noticias, estarán disponibles en las cuentas de los empleados públicos mañana viernes a partir de las 14 horas.

El proyecto requería la autorización de la Legislatura provincial, ya que dicho bono había sido colocado, por un total de 650 millones de dólares, para cancelar deudas anteriores al año 2016 y para realizar “obras públicas”, por lo que legalmente no puede ser utilizado para el pago de salarios.