CAPITAL FEDERAL - Promesas del Este. Los gestores de Oil Combustibles, la empresa que formalmente aún pertenece al empresario kirchnerista Cristóbal López, preso por supuesto fraude contra el Estado, recibirá pasado mañana a ejecutivos de Lukoil, la mayor petrolera rusa, que llegarán al país con la intención de firmar un contrato para abastecer de combustible a las 300 bocas de expendio de la alicaída compañía, en proceso de compra por el Grupo Ceibo.

El convenio, que deberá ser aprobado por la Justicia, establece que Lukoil PanAmericas LLC proveerá a Oil de productos para que distribuya a su red de 300 estaciones de servicio y agro entre el 5 y el 29 de marzo. El pacto asegura a la AFIP la continuidad del cobro de los impuestos vinculados a la venta de combustibles, por cuyo incumplimiento López y su socio, Fabián De Sousa, están presos.

La firma de Cristóbal López le pide ayuda a un gigante ruso
LA NACION

En la práctica, López vendió su participación en Oil al denominado Grupo Ceibo en octubre pasado, pero el juez Julián Ercolini aún no habilitó la transferencia de acciones.