COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El presidente de la Federación de Cooperativas de Chubut, Fabricio Petrakosky, confirmó este martes que la deuda global que el Estado provincial mantiene con todo el sistema cooperativa asciende a 658 millones de pesos, más intereses.

A través de una nota enviada al gobierno provincial, la Federación reclamó el pago a la brevedad de una deuda que mantiene el Estado por consumos del año 2017, originada en el uso de energía en escuelas, oficinas públicas, comisarías, ámbitos judiciales, etc. “Entendemos la situación que atraviesa la provincia, pero creemos que es el momento de afrontar este pago, porque se vienen momentos muy difíciles también para las cooperativas”, graficó el dirigente del sector.

Sobre ese total, unos 325 millones más intereses corresponden a la SCPL de Comodoro Rivadavia, aunque desde esta entidad no se hicieron eco del reclamo, pese a que según Petrakosky el monto del reclamo pone en duda el normal funcionamiento de las cooperativas, tanto para la compra de insumos y equipamiento, como para el pago de salarios de sus trabajadores.

“En el año 2018 hemos recorrido el corte del suministro de energía, pero al ser un suministro esencial (porque se había hecho en escuelas y oficinas del Poder Judicial) hubo un fallo de un juez que nos impidió cortar los servicios públicos básicos y esenciales –explicó-. Por otro lado, esto es contradictorio, porque sin el pago de las facturas de nuestros asociados (y en este caso es un socio más el gobierno) no podemos garantizar esos servicios públicos”.

Del mismo modo, indicó que se acumula un endeudamiento por el sistema de recaudación a través de la ley 1098, desde diciembre del año pasado, destinado a las cooperativas del interior provincial. “Es un aporte compensador que hoy no se está entregando a las cooperativas, que a su vez también están impedidas de recaudar porque no pueden abrir las puertas para el cobro a través de sus cajas”, graficó. “Ha caído abruptamente la recaudación porque este método presencial no se está utilizando, lo que lleva  a que las localidades del interior se haya caído el 100 por ciento de los cobros. En las ciudades grandes también cayó en distintos porcentajes, porque una parte sigue pagando a través de medios electrónicos, pero estamos esperando una resolución del gobierno provincial para que habilite el funcionamiento de las cajas”.

 Deuda con CAMMESA

Paralelamente, el sistema cooperativo de la provincia mantiene una deuda con CAMMESA que se ubica cerca de los 8.000 millones de pesos, por lo que se habían iniciado gestiones a nivel nacional con el objetivo de obtener una quita, ya que según definió el presidente, “es una deuda impagable: se trata de un servicio público esencial y la política tendrá que resolver esto”.

Según pudo saber ADNSUR, se apuntaría a un requerimiento para que la deuda ingrese en la ley de emergencia que se aprobó al inicio de la actual gestión de Alberto Fernández, apuntándose también a que la empresa mayorista libere las cuentas de las distribuidoras, ya que mantiene embargo trabado sobre una parte de sus fondos.