El endeudamiento de Chubut sigue (y lo hará por varios años) aportando dolores de cabeza para las cuentas públicas, ya que durante 2019 deberá afrontar vencimientos por casi 163 millones de dólares, entre capital e intereses, sólo en lo que respecta a títulos públicos.

A esto se suma el endeudamiento con el Estado nacional, a través de Letras del Tesoro, que este año sumarán vencimientos por otros 5.000 millones de pesos, lo que hace un total que supera los 11.000 millones de pesos anuales.

El monto de la deuda chubutense en lo que hace a colocación de títulos públicos (equivalente a una deuda externa, por su colocación en dólares) asciende a 162.972.502 dólares, integrada según el siguiente detalle:

-150 millones de dólares Fideicomiso, año 2010, colocado por el gobierno de Das Neves (tasa del 7,75%)

-u$220 millones BODIC I, año 2013, colocado por el gobierno de Buzzi (tasa del 4%).

-u$88,9 millones BODIC II, año 2014, colocado por el gobierno de Buzzi (tasa del 4,75%).

-u$50 millones PUY 23, año 2016, colocado por el gobierno de Das Neves (tasa del 8,75%).

-u$650 millones Bocade, año 2016, colocado por el gobierno de Das Neves (tasa del 7,75%).

Durante este año, la provincia debe afrontar algo más de u$59 millones sólo en concepto de intereses: la mayor parte se origina en el Bocade, con U$50,3 millones. En concepto de capital, se deben afrontar u$103,9 millones, la mayor parte correspondiente al BODIC I, con u$55 millones, seguido por el BODIC II, con u$22,2 millones, el Fideicomiso, con u$16,7 millones y el PUY23, con u$10 millones.

Un detalle llamativo es que por el BOCADE, por el que se asume el mayor monto de intereses, no hay cancelación de capital durante 2019. Tampoco la hubo en 2018, cuando sin embargo se asumieron intereses por igual monto de u$50,3 millones. Es decir, se llevan pagados más de u$100 millones de intereses, sin que todavía se haya empezado a pagar el capital.

Si se convierte a pesos, según el relevamiento de deuda que realiza la diputada del bloque justicialista Gabriela Doufur (ex ministra de Economía), al que tuvo acceso ADNSUR, el vencimiento total a afrontar este año es de 6.161,9 millones de pesos, tomando una cotización del dólar de $37,81.

A esto se suman los vencimientos de letras del tesoro, es decir endeudamiento tomado por la provincia con el Estado nacional, que para 2019 alcanzaría una cifra superior a los 5.000 millones de pesos. De este modo, los vencimientos a afrontar durante el corriente año superan largamente los 11.000 millones de pesos.

Vale recordar que en el fallido proyecto de presupuesto 2019 (que no llegó a tratarse en Legislatura), los ingresos proyectados por regalías hidrocarburíferas eran del orden de los 23.000 millones de pesos, sobre una previsión total de recursos cercana a los 63.000 millones de pesos.

Una discusión nunca profundizada por quienes ejercen responsabilidades en la función pública es para qué se tomó este nivel de endeudamiento, a lo largo de 3 períodos de gobierno, ya que el listado de obras que en teoría se construirían con tamaño endeudamiento externo se reduce a unas pocas construcciones sin terminar en distintos puntos de la provincia.

CHUBUT, LA QUINTA PROVINCIA MÁS ENDEUDADA

Durante las gestiones de Martín Buzzi y Mario Das Neves, la provincia tomó deuda en colocación de títulos públicos.

Por su parte, el economista Facundo Ball sostiene que los títulos y las variaciones del tipo de cambio generaron que la deuda provincial se haya multiplicado por 42 entre 2011 y 2018, “es decir que el incremento del endeudamiento en pesos fue de 4.175% en este periodo”.

Según un informe de Ball publicado por diario Jornada, en 3 años (periodo 2015 a 2018) “la deuda pública total de la provincia aumentó un 456% medida en pesos, al pasar de $ 7.426 millones a finalizar la gestión de gobierno de Buzzi y llegar a los $ 41 mil millones en 2018. En tanto que en la gestión Buzzi el crecimiento fue de 669%, al pasar de $ 965 millones en diciembre de 2011 a $ 7.426 millones en diciembre de 2015”.

“La falta de responsabilidad fiscal –apunta el economista-, durante al menos los últimos 7 años, con un crecimiento insostenible del gasto público, generaron una necesidad de endeudamiento que produjo que este stock de deuda actual de la provincia la deje en una frágil situación financiera”.

De igual modo, señala que ha crecido la deuda de la provincia en relación al Estado nacional. En ese ítem, indica que “Chubut es la 2ª provincia con mayor deuda en términos nominales contraída con el Fondo Federal de Desarrollo Provincial, junto con la provincia de Chaco. Esta es la deuda, junto con los títulos públicos, que más se ha incrementado en los últimos 2 años, en diciembre del año 2016 el stock de deuda con el FFDP era de sólo $ 10 millones, pasando a $ 3.148 millones en el 3er. trimestre de 2018”.

En base a estos datos, el analista pondera que Chubut es la provincia argentina que tiene el más alto nivel de deuda per cápita en títulos públicos, esto es una deuda de $ 57.661 por habitante, lo cual significa que el stock nominal de deuda en títulos públicos es de $ 34.503 millones, por lo que en términos nominales es la quinta provincia con más deuda en títulos públicos, luego de Pcia. de Buenos Aires, CABA, Córdoba y Neuquén”.

Ball es economista y se desempeña como director del Departamento Economía de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.