CAPITAL FEDERAL - El oficialismo consiguió aprobar el proyecto de cambios en el régimen jubilatorio de jueces y diplomáticos. El Frente de Todos alcanzó el quórum a último momento con el acompañamiento de los bloques de Unidad Federal y de la izquierda. La nota la dio el todavía diputado Daniel Scioli, designado embajador en Brasil. Juntos por el Cambio cuestionó su presencia al afirmar que "torna inválida" la sesión. El principal bloque opositor se retiró del recinto. Ahora pasará al Senado.

El diputado cordobés Mario Negri criticó la presencia del exgobernador bonaerense. "No es un hecho normal y que pueda pasar por alto. No es un hecho que se resuelva a los gritos, y torna inválido el quórum con el que se dio comienzo a la sesión", expresó y adelantó que presentará una demanda en la justicia para declarar invalida la sesión.

"Esta Cámara funcionó estos dos meses con la colaboración de Juntos por el Cambio. Nosotros estábamos dispuestos a alcanzar acuerdos sobre las jubilaciones, pero no vamos aceptar este atropello de armar quórum con un embajador", advirtió.

Según publica TN, el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, lo cruzó al asegurar que "hasta que no haya aceptación por parte del cuerpo de la renuncia, el diputado sigue siendo diputado. Este cuerpo no ha tratado la renunciado del diputado Scioli", indicó.

Scioli también le respondió a Negri. Dijo que recién será embajador en Brasil desde el 3 de marzo. "Como lo he manifestado a las autoridades de mi bloque y a la Presidencia de la Cámara, a partir del 3 de marzo me hago formalmente cargo de la embajada. No ha sido publicado todavía en el Boletín Oficial ni fue publicado el decreto, que es el momento en el que se formaliza", afirmó.

El miércoles el oficialismo logró con el respaldo de aliados dictamen de mayoría para el proyecto, que es impulsado por el Gobierno en el plenario de comisiones de Previsión Social y de Presupuesto, donde expusieron el ministro de Trabajo Claudio Moroni, el director ejecutivo de la Anses Alejandro Vanoli y representantes de las asociaciones de magistrados y de los trabajadores judiciales.

Allí, el oficialismo rechazó el pedido de Juntos por el Cambio de incorporar una cláusula transitoria para mantener por un determinado plazo el actual régimen a los magistrados que están en condiciones de acceder a la jubilación, justamente con el objetivo de evitar una masiva renuncia de jueces.

El presidente del Consejo de la Magistratura Alberto Lugones advirtió que de sancionarse estos cambios podrían renunciar entre 100 y 150 jueces, lo que derivaría en un "freno del funcionamiento del Poder Judicial".

El proyecto propone subir los aportes jubilatorios de los magistrados en actividad del 11% al 18%, lleva gradualmente de 60 a 65 años la edad para acceder a la prestación y establece el 82% móvil sobre un promedio salarial de los últimos diez años y no sobre el último salario, como sucede en la actualidad.

A pedido de las diputadas del Frente de Todos, el Gobierno aceptó cambiar un artículo de la propuesta y mantuvo en 60 años la edad para que se jubilen las mujeres que trabajan en el Poder Judicial.

Fuente: TN