Herrera cree que el contexto internacional adverso podría abrir oportunidades para la mayor comercialización de alimentos en la región. “Tenemos más posibilidades porque los costos van a ser muy altos (para importar) y eso permite que la producción local pueda integrarse en esa cadena de consumo en las grandes superficies y en los otros comercios de proximidad”, vaticinó.

“El REM es una publicación del banco central de la República Argentina que tiene que ver con la conjunción de cerca de 40 consultoras–referenció-. Lo que plantea este indicador es que va a ir disminuyendo la inflación, o sea, que el anual va a seguir este año encima del 48 por ciento y para el año 2022, la inflación va a estar un poquito por encima del 40 por ciento y para 2023, un poco superior al 30 por ciento”.

Inflación: qué oportunidades ofrece la crisis para Comodoro y la región

Como integrante del Observatorio de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, de la U.N.P.S.J.B, hay factores externos, como el encarecimiento del flete marítimo, que al elevar el costo de los alimentos desatará la posibilidad de incrementar producciones a nivel local y regional.

Precios de la carne: “Hay atisbos de una política integral”

En ese marco, analizó la evolución de los precios de la carne y otros productos alimenticios, que crecieron incluso por encima de los índices oficiales de la inflación, con promedios por arriba del 70 por ciento en el último año. 

Para lograr mejoras en los precios, opinó, se necesitan condiciones para que se eleve la oferta:
“El ministro Matías Kulfas está hablando de instrumentos para mejorar la oferta y la producción de carnes, para lo cual se requiere de un clima de inversiones: se necesita que no haya tanta tensión política y grieta… entonces en ese caso específico de la carne, están hablando de cortes que rondan los 350 ó 400 pesos por kilo, pero cuando uno mira dice ‘¿por cuánto renovó el gremio de la carne?’ Y todos los gremios están más o menos en un 36 a un 45 por ciento en las últimas paritarias. Entonces eso va a los precios de los productos”.

Inflación: qué oportunidades ofrece la crisis para Comodoro y la región

En definitiva, ante la pregunta de si los acuerdos de precios podrán mostrar una mejora en los precios que se pagan en Comodoro Rivadavia, que superan largamente los 800 pesos en distintos cortes, respondió: “Sí, en el corto plazo yo creo que van a ser efectivos, pero hay que trabajar en políticas conjuntas . En lo inmediato, esos instrumentos son válidos, pero cuando uno mira en profundidad el tema de la carne se da cuenta de que es un sector donde hay mucha economía en negro".

El investigador señaló que "recién ahora, después de una suspensión total de las exportaciones, se produce el cierre de ciertos cortes de carne y me parece que eso es muy válido, me parece que una política tiene que ser más cualitativa, con una mirada más integral: que los cortes más consumidos en el país tengan un precio determinado, con una exportación fluida y un consumo interno abastecido a precios razonables, ahí tenemos elementos para una política. Yo empiezo a ver atisbos de una política racional, por debajo de la hojarasca política, que permitan precios razonables para todos los argentinos”.