La concejal Digna Hernando, integrante del bloque de JxC, anticipó su postura negativa al convenio para terminar el Estadio del Centenario, al cuestionar la falta de tratamiento para su análisis, al señalar que una obra iniciada en 2005 “y que debía terminar en 2007, con muchas re determinaciones de precios y una gran cantidad de dinero involucrada, con un expediente de 600 hojas, no se puede analizar en 48 horas”.

La edil opositora criticó además que al afectarse fondos municipales, se dejarán de financiar otras obras que debían hacerse con el presupuesto local, al tiempo que recordó que lo construido actualmente tiene falencias que deben evaluarse.

Consultada sobre el acuerdo con Nación para que ésta compense los fondos que dispondrá el municipio en el estadio, en otros proyectos de infraestructura, respondió:

“Ese es un compromiso a futuro que no sabemos el grado de cumplimiento que puede llegar a tener. Lo que sabemos es que el estadio se pretende terminar con fondos municipales, que no estaban previstos en el presupuesto, pese a que el municipio ya estaba gestionando la continuidad de esta obra y no lo sabíamos. No hay ninguna certeza respecto de que haya un compromiso cierto, por escrito, de que las obras que dejan de hacerse con estos fondos municipales van a tener efectivamente el aporte de Nación para poder hacerse”.  

“Es una falta de respeto para los contribuyentes”

Hernando precisó además que el bloque no pudo reunirse para evaluar el tema y el concejal Buffa (presidente de JxC) está fuera de la ciudad, ya que el Concejo se encuentra en receso y “no tengo claro si va a poder llegar. Pretender que una obra de esta complejidad pueda analizarse en 48 horas es una locura, uno puede leer el expediente, pero analizarlo requiere un tiempo más prolongado, cuando pasaron 14 años desde que debió estar concluido”.

Para la ex presidente de la Sociedad Rural, “es obvio que en algún momento hay que terminar esta obra, pero no es el momento. Hay que decidir si las personas a las que representamos están dispuestas a poner 1.000 millones de pesos en una obra que tiene vicios ocultos y visibles, porque tuvo una primera etapa de construcción de buena calidad y una segunda etapa totalmente inferior”.

En igual sentido, recordó que además del estadio el Ejecutivo envió otros 3 proyectos para obras de infraestructura, entre los que se cuentan la escuela municipal, que requieren también tiempos de análisis de mayor complejidad que escapan al plazo de 48 horas en que deben resolverse desde el envío de los temas para la sesión extraordinaria:

“Tal vez para quienes sólo se dedican a levantar la mano les da lo mismo 48 horas que tener más días, pero para quienes somos responsables, no. No somos una escribanía del Ejecutivo y pretender que esto se trate sin el tiempo suficiente de análisis es una falta de respeto no sólo para los concejales, sino para los contribuyentes que son quienes ponen los fondos”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!