“Desde que asumí he convocado en reuniones privadas a la Asociación de Magistrados sin desconocer la legitimación”, indicó el fiscal de Estado. Y remarcó que “hemos trabajado casi tres meses con grupos de magistrados y el viernes hemos formalizado una propuesta por demás interesante a la Asociación y al resto de los ejecutantes que están por afuera”. En tal sentido, adelantó que “habrían anticipado su aceptación”.

Y detalló que “el Gobierno oferta en acuerdos individuales a cada ejecutante un 2% mensual acumulable al salario y el destrabe del 24% de la acordada de 2013 donde hay un número de 170 magistrados que están afectados a ellos. Por lo pronto es una propuesta por demás interesante y cerca de 9 grupos importantes de magistrados nos han adelantado off the record su aceptación. Esta semana estaremos trabajando en la redacción de los acuerdos judiciales para poder intercambiándolos y presentándolos”, anunció.

“SANEAR LAS CUENTAS”

De esa forma, “se van a sanear las cuentas públicas y va a significar un esfuerzo compartido con los ejecutantes y un ahorro significativo porque va a dejar de pagar intereses y pago de honorarios que a la fecha estamos pagando más de 190 millones de pesos”.

De esa manera “se suspenden las ejecuciones, se levantan los embargos y cumplido el pago de la última cuota queda extinguida esta obligación emitida por la gestión anterior y quedará a cargo de una comisión a conformar en el plazo del año, para poder consolidar la deuda de los magistrados que son retroactivas a la fecha de corte”.

Por último, indicó que “se convocó a una audiencia de conciliación para este miércoles en el cual por cuestiones personales de agenda hemos solicitado una prorroga así que esperamos que a la inmediatez el Superior fije una nueva fecha  para la negociación”.