RAWSON (ADNSUR) - La Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó,  destacó las políticas aplicadas por medio de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) ya que permiten generar políticas federales con un acceso al territorio. Remarcó que “lo primero que hicimos fue querer transformar este esquema siguiendo los modelos de toda la región que han adoptado sistemas acusatorios, siguiendo el modelo de Chubut donde hemos aprendido mucho aun cuando no teníamos la ley vigente y de esa forma poder acercarnos a la modernización de los Ministerios Públicos”.

Dijo que “así fue como pasamos a otra concepción que es la del trabajo en equipo, especialización, coordinación y articulación dentro de todo el Ministerio Público y tres pilares principales”, es decir, “las procuradurías especializadas, las direcciones técnicas de apoyo a la investigación fiscal de todo el país, y los fiscales coordinadores de distrito que se encargan de potenciar la actuación de todos los fiscales federales”.

Sobre la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) indicó que “es un equipo interdisciplinario donde hay abogados, antropólogos, sociólogos que trabajan en territorio y hay política criminal en el Ministerio Público Fiscal que se va desparramando en todo el país por parte de los fiscales coordinadores, quienes tienen una mirada global que va más allá de las jurisdicciones, incluso las fronteras, porque están en comunicación con los Ministerios Públicos de otros países”.

A su vez, indicó que los ejes de actuación son “primero la federalización de la política criminal, el segundo eje es el ascenso en la cadena de responsabilidad porque estábamos acostumbrados que en el norte se tuvieran las mal llamadas ´mulas´ o camioneros y que no se investiguen a las empresas de los camiones, la política de subir en la cadena de responsabilidad es lo que verdaderamente constituye un golpe en las organizaciones criminales y desde que esta PROCUNAR se han conseguido los mayores logros”.

Además, Gils Carbó agregó que “el tercer eje de la PROCUNAR es hacer investigaciones proactivas patrimoniales porque a veces uno ve las bandas criminales y en vez de ser un grupo de personas, parece un conjunto de actividades delictivas donde participan personas porque se detienen a varios integrantes pero la organización continua y son rápidamente reemplazados. Por eso hay que ir al dinero, al financiamiento y a resquebrajar la estructura criminal”.