COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Ante las declaraciones de Juan José Aranguren, referente en temas de energía de Cambiemos, Gil aseguró que “YPF se está endeudando a un costo menor a lo que se endeuda la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la comparación la hace desde la óptica de una empresa de él que se ocupa del refino de las estaciones de servicios y no se vincula con el riesgo de la extracción del petróleo, por eso se cuestiona la soberanía energética”.

 Además, Gil planteó que “YPF ha tenido una inversión 149 mil millones de dólares, todo el endeudamiento se invirtió y una buena parte de las utilidades obtenidas en la gestión de 2012 a 2015 ha sido reinvertida en equipos de perforación, mejoras tecnológicas en destilerías y en Vaca Muerta”. 

De manera que “lo que hizo el país en estos 3 años es invertir lo que antes se llevaban los capitales extranjeros al exterior del país, redistribuir los fondos y aplicarlo en el país”.

Una de las posibilidades emitidas por Aranguren consiste en comprar el gas a Bolivia. Al respecto, Gil consideró que “se puede llegar a prescindir totalmente de la producción nacional, pero ¿qué va a hacer con la mano de obra del país?”, se preguntó. Y cuestionó que “si el petróleo esta tan barato podríamos dejar de perforar, extraer, invertir, y desmantelar la explotación. Pero el tema es el número socioeconómico. Hay que poner en valor el funcionamiento económico. No se trata de una decisión solo financiera, se trata de una decisión que afecta la vida y el trabajo de millones de personas. Y el tema es el impacto que genera en la estructura socioeconómica del país”, afirmó. 

Por otra parte, Gil recordó que “la tasa promedio del periodo 2012 - 2015 es del 8, 002% y es muy variable porque hay colocaciones que se tomaron al 1,29% y otras al 8,50%.”, sin embargo, “un diferencia es sustantivo al costo de endeudamiento que es menor al de la Ciudad de Buenos Aires”. 

Y aseguró que “el mayor endeudamiento revirtió en inversiones productivas 2800 millones de dólares en destilería, y  3300 millones en Vaca Muerta, apuntando a un país que a futuro se dirija a la soberanía energética que es esencial como política económica que apunta a garantizar que la matriz energética sea manejada por intereses nacionales”. 

ACUERDO YPF – CHEVRÓN

Sobre el fallo la de corte suprema de justicia que obliga a hacer público el contrato entre YPF y Chevrón, Gil  indicó que “como ciudadano soy partícipe de que las cuestiones públicas deben ser transparentes, como búsqueda de la verdad e identificación de los intereses de los distintos actores”. 

Pero sostuvo que “si la firma de YPF con Chrevrón hubiera sido de PAE en las mismas condiciones, nada hubiera pasado. En todos los contratos de estas características hay cuestiones tecnológicas y estratégicas de los grupos empresarios que no se da a conocer. Desde el punto de vista comercial YPF se ve perjudicada e incide en su desarrollo a futuro”. 

“Digo que siendo defensor a ultranza del principio de transparencia, en este modelo de YPF pienso que tiene que privar el mismo comportamiento de los competidores de YPF. Sino que Aranguren también publique los contratos de Shell”. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!