El encuentro de carácter internacional convoca a magistrados fiscales de Colombia, Brasil y México así como funcionarios de la agencia especial de la DEA para debatir durante tres días sobre el abordaje de la conflictividad en materia de estupefacientes.

El gobierno ha puesto el tema en la agenda y el Consejo Federal de Política Criminal está comprometido en la búsqueda de un nuevo paradigma que no puede consistir únicamente en un enfoque represivo que fue la visión predominante en los 90.

El ministro destacó la necesidad de poner en valor la experiencia de las agencias judiciales de las provincias como el aprovechamiento pleno de la capacidad tecnológica instalada a partir del plan de modernización que lideró el Consejo Federal de Procuradores.