CAPITAL FEDERAL - Dentro del paquete de medidas que anunció este miércoles el presidente Mauricio Macri, se destacan cambios en el mínimo no imponible al salario bruto a partir del cual se paga el Impuesto a las Ganancias que a partir de ahora será de $55.376 para un trabajador soltero y $70.274 para un trabajador casado y con dos hijos, un aumento del 20 por ciento.

Los pisos anteriores rondaban los $46.000 mensuales para solteros y $60.000 mensuales para casados con hijos. Según algunos tributaristas, el porcentaje de aumento para compensar la pérdida de poder adquisitivo debería haber sido aun más alto. El especialista César Litvin explicó a Infobae que el aumento del mínimo no imponible tendría que rondar el 40,8%. Esa cifra comprende el índice salarial (28,3%) la inflación no de 2018 (47%), la suba de los precios de enero a junio de este año (22%).

El impuesto a las Ganancias es retroactivo, con lo cual, los nuevos montos  se tomará en cuenta desde principios de este año.

Según advirtió Leandro Cuccioli, director de la AFIP, el cambio en los mínimos no imponibles debe hacerse a través del Congreso, a donde ya se está enviando un proyecto de ley. Sin embargo, para evitar la espera de los tiempos legislativos, la decisión del Gobierno es que los empleadores realicen cambios en la retención que hacen a los trabajadores en relación de dependencia. (El impuesto a las Ganancias, que es un impuesto anual con una retención que se hace en forma mensual).

"En septiembre tienen que retenerte por el nuevo mínimo, pero también tienen que aplicarlo desde enero hasta ahora. Hay ocho meses en los que quedó una plata a favor, una diferencia a favor del contribuyente. Por eso, la mayoría de los contribuyentes no va a pagar los próximos dos meses porque les quedó un crédito acumulado y se va a ir regularizando", explicó Cuccioli en declaraciones a Radio La Red.

Con todo, los montos van a depender de cada salario. Desde la AFIP calculan que rondará unos $2.000 más por mes.

En el caso de los trabajadores autonómos, que no están en relación de dependencia, el impuesto se tributa a tavés de anticipos mensuales que se realizan en los meses pares. La medida del Gobierno es bajar esos anticipos a la mitad (50%). "Los anticipos son muy importante en la vida de la gente en termino financieros. Si vas a tener que pagar más en junio es importante que tengas plata hoy en el bolsillo", indicó Cuccioli.

El Gobierno, en el paquete de medidas anunciados, destacó que la devolución por los impuestos ya pagados en el año, será del orden de $12.000 para una familia tipo (casado con dos hijos) con un salario bruto de $80.000 pesos al mes. El cronograma de devoluciones está en estudio con AFIP.