CAPITAL FEDERAL - El oficialismo y la oposición no se ponían de acuerdo sobre una cuestión reglamentaria este jueves cerca de la medianoche en la Cámara de Senadores. En ese marco, Cristina Kirchner, presidenta de la Cámara, y el radical Martín Lousteau, uno de los pocos senadores que participa de las sesiones en forma presencial, protagonizaron el debate más fuerte cuando las cámaras no los tenían a ellos en sus lentes y los micrófonos estaban apagados, según reconstruyó Infobae en base a fuentes parlamentarias.

Uno de los momentos más tensos de la sesión ocurrió fuera de micrófono y del alcance de las cámaras, pero a la vista de muchos testigos, cuando la vicepresidenta sostuvo un tenso cruce verbal con el radical Lousteau (Capital) en pleno recinto.

"Distancia reglamentaria", lo atajó Cristina Kirchner al senador opositor cuando se acercaba a recriminarle por la redacción del acta de una votación."¿Distancia reglamentaria? La mantengo, pero hace falta el barbijo y no todos lo estamos usando", le contestó Lousteau, aludiendo a la  negativa de la vicepresidenta a usar tapabocas en las sesiones.

El cruce subió un poco más en su tono cuando Cristina Kirchner intentó continuar la conversación:

-Mirá., empezó a decir la vicepresidenta.

-No me tutee porque yo la estoy tratando de usted, le contestó Lousteau.

Según detalla diario La Nación, la polémica ocurrió por la decisión de Cristina Kirchner de corregir el acta de votación de uno de los dos decretos que prorrogaron por 60 días la realización de las sesiones remotas en la Cámara alta.

Juntos por el Cambio había logrado dejar constancia en el documento de su postura sobre la votación, según la cual el decreto cuestionado no había alcanzado la mayoría de dos tercios que se exige para modificar el reglamento de la Cámara.

Cuando la vicepresidenta vio el papel, le ordenó al secretario Parlamentario, Marcelo Fuentes, que quitara de inmediato la enmienda opositora, argumentando que las actas son "objetivas" y reflejan el resultado de la votación, mientras que los argumentos políticos se vuelcan en las versiones taquigráficas de la sesión.

El duelo entre la vicepresidenta y el senador por la Capital tuvo un segundo capítulo, esta vez a la vista de todos, cuando Lousteau le respondió al jefe del bloque oficialista, José Mayans (Formosa), que se había molestado porque la oposición reclamó por la cuestión del acta de votación cuando se estaba discutiendo otro tema.

"La verdad que si hay alguien que es llamativo que haga alusión a que nos vamos de tema es un senador que cada vez que cierra habla de cualquier cosa, como Mario Sánchez, y nos dice a nosotros de qué podemos y de qué no podemos hablar", disparó Lousteau en dirección al formoseño.

"Le voy a recordar señor senador Lousteau que no puede dirigirse en términos ofensivos a ningún senador... Lo comparó con un cómico, lo acaba de comparar con un cómico", le dijo Cristina Kirchner.

"Sí, de la misma manera que él [por Mayans] nos acaba de decir a nosotros desubicados", contestó Lousteau, en el final de una tensa sesión del Senado.

Fuente: La Nación