El fiscal Omar Rodríguez, jefe de la Agencia de Delitos contra la Administración Pública, comenzó a recabar documentación de todo lo referido a la contratación de la empresa que llevó adelante el mantenimiento de la caldera en la escuela 7719 de El Maitén, donde la semana pasada hubo una pérdida de monóxido de carbono que provocó una intoxicación masiva en el alumnado y los docentes.

Según explicó a ADNSUR, se suma al trabajo del fiscal Carlos Díaz Mayer, pero en lo referido al accionar de los funcionarios, para detectar si pudo haber algún hecho sospechoso en la contratación y el modus operandi de los concursos, que pueda derivar en la presunta responsabilidad de algún agente público.

Rodríguez confirmó que “a partir de la denuncia que realizó el gobernador para que se investigue en profundidad todo el suceso de la escuela de El Maitén, el Procurador Jorge Miquelarena sacó una resolución en la que me incorpora para que investigue las responsabilidades de los funcionarios que intervinieron en la contratación de la empresa a los fines de llevar adelante la obra”.

Indicó que “el fiscal Díaz Mayer va a trabajar en las lesiones y en la recreación del suceso que tuvo que ver con las personas que fueron víctimas y si hubo negligencia respecto de ese resultado. Y también, determinar si las personas que estaban allí corrieron riesgos”.

Pero en su caso “yo investigo si hubo conductas relacionadas con hechos de corrupción. Es decir, si se favoreció a una empresa, cómo fueron los contratos, los antecedentes, las contrataciones con el Estado y demás”, señaló.

“Se investigan las responsabilidades por parte de los funcionarios del Estado y la empresa contratada para ‘correr el velo’ y determinar si hubo algún hecho de corrupción”, precisó.

DOCUMENTACIÓN

Sostuvo Rodríguez que “esta obra fue contratada por el ministerio de Educación. Se hizo una adjudicación directa en función de los montos y que fue encuadrada en la ley de obra pública. La contratación directa tiene montos más elevados que la ‘Ley de contrataciones de bienes y servicios”, repasó.

Por ello, este lunes estuvo reunido “con el ministro de Infraestructura, Gustavo Aguilera, quien me entregó algunos expedientes respecto a esa empresa sobre contrataciones anteriores que me van a orientar para establecer si hubo hechos de corrupción o es una mala actuación de una empresa en un caso particular”, explicó.

Sobre la firma responsable del artefacto de gas, dijo que “la empresa no aparece con empleados, hay una sola persona responsable quien es el encargado y lleva adelante los trabajos. No es la primera vez que hace un trabajo en las escuelas de la cordillera en las cuestiones de las instalaciones del gas. En otros tiempos, hizo trabajos similares, tengo esos antecedentes y los vamos a analizar”, reveló.

Sobre su trabajo específico, dijo que “en materia de corrupción, tengo que correr el velo de lo que aparentemente se observa. Muchas veces, los trámites transitan por los organismos del control y no se detecta ninguna alarma”.

En su caso, explicó que “la investigación es más profunda porque hay que determinar por qué se elige a una empresa y no a otra, si hay relaciones de amistad, si pertenece a algún sector en particular, si proviene desde la Política, si es amigo, pariente o si la obra está direccionada por una cuestión subjetiva de estar allegado al gobierno o a los funcionarios de turno. Tengo que desentrañar todo eso para determinar si existen actos de corrupción o no”, aseguró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!