RAWSON (ADNSUR) - Sastre afirmó que el cuento definitivo de votos “fue más ágil producto de que son dos partidos de una sola categoría y hubo pocos votos impugnados”, sin embargo “habrá que ver el detalle de cada mesa, porque éramos cinco equipos trabajando”, planteó el juez federal. 

En Chubut “nos llamó la atención un alerta amarilla que nos hizo llegar anoche la gente del Comando y un aviso que se nos hizo a los jueces. El alerta amarillo se da porque puede haber algún problema importante. A raíz de eso pidió reforzar la seguridad de todas las urnas, cosa que tuvimos resguardado desde el primer momento. Incluso dejamos las urnas en el mismo correo con custodia de la fuerza armada y personal nuestro. Además, era traer la urna desde el correo hasta acá (Legislatura) que son tres cuadras, pero no hubo ningún problema”, afirmó Sastre. 

Por último, el juez recordó que “desde el año 1991 estoy contando mesas y nunca ví un recuento tan ágil y tranquilo. Durante todo el escrutinio definitivo estuvo Cambiemos, al principio algún fiscal por el Frente Para la Victoria pero después ya no estuvieron”, sin embargo, “no se modificó nada, y los reclamos puntuales fueron muy poquitos y se accedió pero no era sustancial”, aseguró.  

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!