BUENOS AIRES - El presidente Alberto Fernández recibirá el sábado a la mañana al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para evaluar la situación epidemiológica y sanitaria de la Ciudad de Buenos Aires.

En un primer momento, se esperaba que la reunión fuese también con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pero según pudo saber NA, finalmente el ex ministro de Economía no participará.

La reunión de Fernández y Larreta, que sería a las 10 del sábado en Olivos, se dará en el marco de un fuerte aumento de casos de coronavirus en todo el territorio argentino y en particular en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

La convocatoria para el encuentro llegó desde el gobierno nacional, en particular desde la Secretaría General de la Presidencia, a cargo de Julio Vitobello, uno de los hombres más cercanos a Alberto Fernández en la Casa Rosada. En el gobierno porteño la recibieron con cierto grado de recelo. Si bien aseguran que mantendrán el espíritu de cooperación con gobierno nacional, consideran que el escenario es distinto con respecto al año pasado, por varios motivos sanitarios y políticos.

En la Ciudad consideran que ahora se sabe más sobre el virus, hay mayor infraestructura, y los procesos están mejor desarrollados en comparación con marzo de 2020. Además, este año hay vacunas. Aunque la inoculación de la población es lenta debido a la falta de vacunas que dependen de las negociaciones del gobierno nacional en el complicado mercado internacional de las preciadas dosis, es un dato clave para tener mayor confianza.