CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Frente a más de un centenar de jubilados de 90 centros del sur de la provincia de Buenos Aires, Alberto Fernández hizo ayer en Temperley su primera promesa concreta de la campaña: se comprometió a recomponer la pérdida del poder adquisitivo de los jubilados y a promover una ley para que accedan de manera gratuita a los medicamentos.

Fernández promete a los jubilados que "no pagarán más medicamentos" y "mejorarán sus ingresos"

"Vamos a reponer la pérdida real recomponiendo el ingreso de los jubilados. Vamos a terminar con la rémora de los medicamentos, que los jubilados no paguen los medicamentos, eso es lo que hace una Argentina digna, que se ocupa de sus viejos", subrayó en el encuentro realizado en el Club Social y Deportivo Ituzaingó, en la localidad de Temperley.

Según destaca Télam, Fernández dijo que si los jubilados "no están peor, es por los intendentes". Advirtió además que "el tiempo que se viene es complejo", porque será necesario "reordenar muchas cosas", lo que requerirá la tarea "de todos".

Destacó la "generosidad" de los dirigentes que se unieron al Frente de Todos "dejando de lado aspiraciones personales", entre los que citó al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, a Mirta Tundis, Felipe Solá y al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.