CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente de la Nación, Alberto Fernández, participó este domingo a la noche de una entrevista con Telefé, donde reforzó el informe que hizo el viernes pasado en conferencia de prensa: "El balance de la cuarentena es positivo, pero lejos estamos de cantar victoria", dijo. Y contó: "En la conferencia del viernes lo único que quise demostrarle a los argentinos era que en verdad el esfuerzo que habíamos hecho no había sido en vano. Ni por casualidad está resuelto el problema, lo que sí es cierto es que si seguimos cumpliendo la cuarentena podremos seguir ralentizando el ritmo de contagio".

El mandatario contó que este domingo se reunió con Martín Guzmán y Gustavo Béliz para ver los números. "Obviamente que nos preocupan. Vamos a tener que poner muchos más recursos del Estado para ayudar a todos los sectores", dijo. Además se refirió al sector empresario y resaltó la importancia de que atraviesen esta pandemia. "Quienes más necesiten recursos los van a tener. Cuando toda esta pesadilla concluya quiero que las empresas sigan en pie para recibir a sus trabajadores. De nada me sirve que se caigan las empresas, por eso el Estado va a estar ahí ayudando, a las pymes y también a las grandes", dijo.

Y cuestionó: "Entiendo que a algunos se les complica el negocio, pero abrir una fábrica en este contexto significa que un empleado que se contamine va a contaminar a todos sus compañeros en el término de un día y entonces, ¿de qué sirve tener una fábrica si no tienen operarios que la trabajen?". También, volvió a referirse a sus cuestionados dichos sobre los empresarios, a quienes calificó de "miserables". "No me arrepiento de haber dicho esa frase, me parece que es un acto de miserabilidad en este contexto (...) Miserables puede haber de todo tipo. Miserable también es un comerciante que aumenta los precios sin razón; alguien que aprovechando la situación intenta un saqueo sobre un negocio", dijo. Y agregó: "Para mí es un tema superado".

Entrevista exclusiva al presidente Alberto Fernández en Juntos Podemos Lograrlo

Según destaca La Nación, Fernández está convencido de que la prioridad sigue siendo la salud, a pesar del costo económico. Y volvió a sostener: "El riesgo del pico es que tantos se infecten juntos que el sistema de salud no pueda responder". En esta línea, explicó la importancia de demostrar que está en orden el sistema sanitario. "Nosotros buscamos que el ritmo de contagio sea lento, porque así el sistema sanitario argentino puede atenderlo adecuadamente. Ese es todo el secreto. Es muy fácil de entender", dijo.

Y continuó: "Los médicos dicen que va a haber un momento fulminante donde el virus habrá alcanzado su máxima expansión en la sociedad y eso es el pico. Se calculaba que podía venir alrededor de mediados de mayo, vamos a ver porque ahora algunos epidemiólogos me dicen que los resultados de la cuarentena están aplanando mucho la curva entonces capaz no sea un pico sino que sea un constante devenir de contagios en un ritmo más lento y tal vez dure la enfermedad más tiempo".

Sobre la posibilidad de que el aislamiento obligatorio finalice el 26 de abril, comentó que "nadie tiene la fecha exacta", pero resaltó que la ecuación es distinta en relación a la prioridad económica sobre la salud: "No es cuánto está perdiendo cada uno de nosotros sino cuánto estamos ganando cada uno de nosotros. Con la cuarentena estamos ganando salud y vidas".

Hoy además, se conoció un informe chileno que se denominó "Coronavirus: Chile vs. Argentina", que cuestionó los números del presidente de la Nación, que se conocieron la semana pasada. Respecto a esto, Fernández respondió: "Me recuerda a una frase de Serrat 'nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio'. Sé que Chile tiene un ritmo de testeo mayor, nosotros tenemos un testeo promedio a los que se hacen en el mundo. La Organización Mundial de la Salud lo considera aceptable".

Según Fernández, se puede discutir cuánta gente infectada hay pero no cuántas muertes han ocurrido. Por eso, agregó: "Estoy mostrando que nuestra política funciona, no quise hablar mal de nadie. Después, que cada uno que explique lo que le está haciendo a su pueblo".