CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El expresidente de Bolivia, Evo Morales, reveló este viernes que "está analizando la propuesta" del presidente electo Alberto Fernández​ para recibir asilo político en la Argentina, aunque está "esperando un poco antes de responder", por lo que seguirá en México, a donde llegó el martes.

"Quiero agradecer la propuesta del hermano Fernández y su forma de ayudarnos. Yo quisiera estar en mi país y no pierdo esperanza de volver en cualquier momento. Si me acerco a Bolivia mediante Argentina, mejor todavía. Lo estamos analizando, pero estamos esperando un poco antes de responder", explicó Morales.

Alberto Fernández manifestó en las últimas horas que sería "un honor" darle asilo político a Morales desde el 11 de diciembre, tras su asunción.

Evo Morales, quien renunció el domingo a la Presidencia de Bolivia en medio de una severa convulsión política y social y bajo la presión del Ejército y la Policía, reiteró este viernes que sufrió un golpe de Estado.  "Estamos analizando. Esperamos que pueda pasar un poquito más de tiempo para retornar a Argentina o a Bolivia y seguir esta lucha contra la dictadura", sostuvo Morales en declaraciones a la radio El Destape.

Manifestó que entiende las "diferencias ideológicas" con el presidente argentino, Mauricio Macri, que no calificó lo sucedido como un golpe de Estado pero tampoco ha reconocido a las autoridades actuales de Bolivia, pero sostuvo que "primero se debe defender la democracia".

Según publicó TN, Morales sostuvo que hubo un "golpe de Estado", que ya ha comenzado una "dictadura", y que renunció "no por cobarde" sino para que "pare la violencia ejercitada por la derecha".

A su vez, negó que haya hecho "fraude" en las elecciones del pasado 20 de octubre y criticó el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que cuestiona la transparencia en esos comicios. "La OEA se sumó al Golpe", recalcó y prometió que demostrará que el informe del organismo fue hecho para "beneficiar a las clases dominantes".