CAPITAL FEDERAL - El expresidente boliviano, Evo Morales, participó de la histórica ronda frente a la Casa Rosada.  "Mi respeto y admiración para las Madres. Tantas marchas por la vida y la democracia. Para mí es una emoción, un orgullo estar con las Madres de Plaza de Mayo, defensoras de la democracia. Gracias por acompañar esta lucha contra la dictadura en Bolivia", expresó. 

El exjefe de Estado de Bolivia fue recibido en la Pirámide de Mayo por la referente de las madres de jóvenes detenidos-desaparecidos por la última dictadura cívico-militar, Hebe de Bonafini, quien expresó: "La Plaza no es marcha, no es cholulismo ni venir a sacarse fotos. Evo nos necesita. Bolivia está sufriendo. Ese golpe maldito de Estados Unidos al pueblo boliviano no es sólo a ellos; lo hicieron acá, en Venezuela. Nosotros también estamos afectados", sostuvo la dirigente.

Morales llegó a la Argentina el 12 de diciembre tras pasar por México luego de su renuncia como presidente de Bolivia. El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) pasó el miércoles la Navidad con niños de la comunidad de su país instalada en Buenos Aires.

Según informó TN, pese a que tiene estatus de refugiado político y la Cancillería le pidió no hacer declaraciones políticas, Morales prepara un acto partidario en la frontera entre los dos países para el 29 de diciembre.

Incluso, Morales actúa como jefe de campaña de su partido, el MAS, de cara a las elecciones convocadas por la autoproclamada presidenta Jeanine Ánez tras el denunciado golpe de Estado de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Con Áñez en el poder, la Justicia de Bolivia emitió una orden de captura internacional por sedición y terrorismo, pero Evo Morales goza de inmunidad diplomática en la Argentina por su condición de refugiado político.