CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Censo Nacional que debería hacerse a fines de octubre y que se postergó por la pandemia se realizará el año próximo, aunque todavía la fecha no está del todo definida. Podría ser en mayo o en noviembre del 2021, según adelantó el titular del Indec, Marco Lavagna, durante una presentación que realizó en la mañana de este miércoles en la reunión de la comisión de Población y Desarrollo de la Cámara de Diputados, que preside Héctor Flores, de la Coalición Cívica.

“Vamos a ver cómo evoluciona la pandemia y no queremos que la fecha se junte con el cronograma electoral, por lo que manejamos dos fechas: mayo o noviembre. Personalmente, me inclino más para noviembre”, afirmó Lavagna, quien dijo que no sería entre junio y octubre por las elecciones. “El Censo requiere un grado de apoyo muy importante por parte de todos los partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil”, destacó.

El funcionario detalló ante los legisladores todos los pasos del demorado operativo y proyectó un presupuesto de $14.500 millones.

El economista reveló además que se encuentra bajo análisis la implementación, por primera vez, del E-Censo, para que la población pueda responder el cuestionario de forma digital. Dijo que el organismo está evaluando la posibilidad de aplicar el cuestionario censal en línea, para que “los propios ciudadanos se puedan censar” a través de una página web o de una aplicación de celular. Así, dijo, podría censarse el 15% de la población antes del comienzo del operativo.

El titular del organismo señaló que si bien no está completamente definido, se harían pruebas piloto previas y sería “un puntapié para lo que tienden a ser los censos digitales en el mundo”, además de representar “una optimización de los recursos del Estado”. Por otro lado, remarcó que tal vez sea una buena opción para las personas que sigan con miedo a contagiarse y que no quieran abrir las puertas de sus casas a los censistas.

Según indicó, el Censo Nacional permitirá “las proyecciones de población, las estadísticas vitales y ver cuáles son las necesidades básicas insatisfechas (NBI)”, además de “tener una realidad de todo el territorio argentino y dónde tienen que ser aplicadas algunas políticas públicas, o mismo para el reparto de coparticipación”.

El titular del Indec, Marco Lavagna.
El titular del Indec, Marco Lavagna.

Durante el comienzo de su presentación, Lavagna se refirió a tres tipos de censos: el pre-censo de viviendas, “un producto novedoso para el instituto, que es la primera vez que se va a hacer”; el censo experimental, y el censo de población, hogares y viviendas.

“La pandemia nos pega entre la elaboración del pre-censo de viviendas y el censo experimental”, manifestó y resaltó que “ya veníamos con tiempos muy justos” porque “parte del proceso electoral de 2019 generó unas demoras en las tareas pre-censales”.

Si bien el E-Censo no está completamente definido, se harían pruebas piloto previas y sería un puntapié para lo que tienden a ser los censos digitales en el mundo.

El ex diputado también contó que la intención es actualizar el Censo Nacional Económico, ya que el último data de 2004. El objetivo es tener “una nueva foto de cómo es la actividad productiva y del país”, dijo, y agregó que les permitirá aspirar a poder desarrollar un Producto Bruto regional, que es algo pendiente”.

Al respecto, Lavagna aseguró que la primera etapa comenzará hacia fines de este mismo año, vía online, donde para el empadronamiento “las empresas van a tener que digitalmente poner sus datos básicos”. “La primera etapa va a durar seis meses. Vamos a empezar con las personas jurídicas para después pasar a las personas humanas”, explicó.

Sobre el pre-censo de viviendas, el titular del INDEC dijo ante los diputados que consiste en “tener relevadores que van haciendo un barrido de todo el territorio para observar las “características generales de las viviendas vistas desde afuera”.

Fuente: Infobae