La ceremonia oficial tuvo lugar al mediodía en el Gimnasio “León Camilo Catena” de la ciudad cordillerana y contó con la presencia del jefe de la Policía, el comisario general (RE) Juan Luis Ale. Asistieron además referentes de distintas instituciones, funcionarios municipales y familiares de quienes dieron inicio con la formación profesional.

Ale consideró a este lunes como “un día especial, cargado de emociones” sobre todo para los 80 aspirantes a agentes y sus seres queridos. “Por suerte hemos tenido el respaldo irrestricto del gobernador Mario Das Neves y del ministro Rafael Williams para darle absoluta continuidad a la planificación encarada”, subrayó.

ACTOS EN OTRAS CIUDADES

En diálogo con la prensa explicó que en la ciudad de Esquel se llevó adelante el último acto apertura del curso “Auxiliar en Seguridad Pública y Ciudadana Orientado a la Formación Policial”, recordando que días atrás “pusimos en marcha el ciclo lectivo en Puerto Madryn, Rawson y Comodoro Rivadavia”.

Detalló, además, que en total son cerca de 400 los hombres y mujeres que en pocos meses más estarían en condiciones de egresar de los centros de instrucción localizados en diferentes puntos de la provincia. Ante un salón colmado de gente, consideró fundamental que los efectivos sean capacitados en función de las demandas y necesidades actuales de la población.

“Es por eso que hemos conformado un interesante equipo de trabajo en el orden educativo con profesores en su mayoría convocados en la actual gestión. Reitero que la idea es comprender que la dinámica de los tiempos es distinta, como lo es también la forma de vida de los policías”, manifestó el jefe de la Policía.

Por otro lado, transmitió su agradecimiento hacia el Gobierno de la Provincia porque “a pesar de los momentos difíciles hemos logrado en tiempo y forma sumar a casi 400 efectivos si contamos también los de la Escuela de Cadetes. Esto es importante decirlo para que la comunidad lo sepa”, expresó Ale.

Para concluir, dijo que “se están incorporando a la institución quienes sueñan con ser servidores públicos dignos”. Y pidió a los aspirantes a agentes que “sean honestos. Bríndense a la comunidad. Han comenzado un nuevo camino, dieron el primer paso. No hay demasiados secretos para definir a un buen policía: hay que portarse bien”.