LA PLATA (ADNSUR) - La candidata a vicepresidente del Frente de Todos, Cristina Kirchner, habló este sábado por la tarde en la que fue su primera aparición pública luego de ganar las PASO del 11 de agosto.  

En la presentación de su libro “Sinceramente” en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, la ex presidenta afirmó que el país está en un momento desesperante, "casi inmanejable", y acusó a Mauricio Macri de tomar medidas para "hacer daño a la sociedad".

Según publica La Nación, la compañera de fórmula de Alberto Fernández no lo hizo con rodeos: "Subir el dólar porque votaste a fulanito... Eso no se hace. No es de buen ser humano. Es de mal ser humano hacer eso", dijo, en referencia a las medidas adoptadas por el oficialismo tras el resultado de las primarias, y a la conferencia de prensa en la que, luego de la derrota, Macri cuestionó a parte del electorado.

Acompañada por el candidato a gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y rodeada de miles de militantes, varios identificados con la agrupación La Cámpora, el Ateneo Néstor Kirchner y el Instituto Patria, la senadora nacional habló de "todo lo que está pasando y de lo que va a pasar", y convocó a un gran diálogo nacional "para ayudar a que la historia cambie en serio".

Tras regresar de Cuba, la expresidenta se refirió a las PASO: "Todavía me duran las sensaciones ambivalentes. Sabíamos que íbamos a ganar pero no por tanta diferencia de votos. Hablaban de una ventaja de 9 puntos en Nación y 10 en Provincia. No creía mucho. Me pasaron con Alberto mesas testigo y cuando me dieron los resultados fue muy fuerte”.

“Fue una sensación ambivalente: alegría por poder concretar la esperanza de tanta gente, pero al mismo tiempo recuerdo que fueron 12 años de pagar y pagar. Pagamos el corralito, Néstor pagó, el pueblo pagó y ahora estamos acá. Dejamos un país encaminado. Y de repente entonces, después de ocho años, en apenas tres años y pico volver a que todo este peor, casi inmanejable".

"Néstor que sacó al país del infierno, fue derrotado por dos puntos en 2009 por un candidato de papel y al otro día salió a trabajar sin echar culpas a nadie.Y menos aún de agarrársela con la gente y provocar medidas que hagan daño a la sociedad", agregó, comparando la actitud del expresidente con la de Macri.

"No se nos ocurrió decir: lo votaste a fulanito, ahora vas a ver. Te voy a subir el dólar. Eso no se hace. No es de buen ser humano. Es de mal ser humano hacer eso. No se hace. Hay que ser responsable cuando la gente te confiere el honor que te represente", dijo Cristina.

En tanto, la expresidenta habló del carácter bimonetario de la economía argentina. "Además de la restricción externa, nosotros tenemos una economía bimonetaria. La brutal devaluación de 2016 la gente la sorteó porque venía con un colchón. La gente con nosotros podía ahorrar. La gente podía ahorrar hasta en dólares".

"Con todo lo que está pasando y lo que va a pasar va a ser inevitable que todos los actores se sienten a discutir en serio. Es una oportunidad", afirmó. "Estamos ante una oportunidad histórica. Tiene que haber voluntad. No me gusta sacar leña del árbol caído".

"Le echan la culpa a Macri de todo. Sí, algunas cosas si. Macri hizo lo que cada sector económico le pedía. Yo fui a la Bolsa por 12 años, nos pedían que eliminemos restricciones al ingreso de capitales para convertirse en mercado emergente. Nosotros queríamos evitar el ingreso de capitales especulativos. Macri eliminó las restricciones, eliminó las retenciones, lo concedió al sector primario; Macri permitió la libre importación de lo que se te ocurra, cada una de los sectores. Nosotros no accedíamos porque sabíamos cómo terminaba la historia. El problema es que cuando vos sos presidente no podes acceder a todo lo que te piden. Este es un gobierno empresario. Llevado a cabo por un empresario y accediendo a todas las políticas de los empresarios. Es natural".

La aspirante a vicepresidente no estuvo acompañada por su compañero de fórmula, Alberto Fernández ni su primer candidato a diputado nacional Sergio Massa.

Estuvieron los candidatos a intendente peronistas de la región: Fabián Cagliardi (Berisso), Mario Secco (Ensenada) y Florencia Saintout (La Plata). Esta estuvo junto a quienes fueron sus contrincantes de esta en la interna local: Guillermo Escudero, Federico Martelli, Luis Arias y Victoria Tolosa Paz.

Ante ellos Cristina dijo por primera vez que "no quiere ser candidata a vicepresidente", sino "ayudar a lo que viene" e hizo un especial homenaje a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que asistieron al acto.

Participaron de la presentación la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, la referente de Madres de Plaza de Mayo, Herenia Sánchez Viamonte, y los ex funcionarios Carlos Parrilli, Carlos "Cuto" Moreno.

Estuvieron también presentes la intendente de La Matanza Verónica Magario, la militante del Movimiento Evita Lorena Riesgo, el sindicalista Omar Plaini, y el ex juez federal Carlos Rozanski y el ex DT de Estudiantes de La Plata, Alejandro Sabella.

Unas ochocientas personas ingresaron al auditorio de la Facultad de Periodismo en tanto otras cientos se congregaron en los jardines exteriores de la facultad en el barrio El Mondongo.

Una inmensa bandera recordó a la fallecida madre de la expresidenta: "Ofelia presente. Los triperonistas", decía la leyenda en referencia a "los triperos peronistas" o hinchas de Gimnasia y Esgrima militantes del Partido Justicialista.

El acto terminó de forma abrupta, con la expresidenta quebrada por el llanto al recordar a su esposo. Afuera, una multitud la vitoreo cuando dejaba la ciudad donde está enterrada su madre, Ofelia.