JUJUY (ADNSUR) - Los concejales de Pampa Blanca, un pueblo de Jujuy en el límite con Salta, se aumentaron las dietas un 150% en promedio en medio de la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus.

La medida la denunció el también concejal Nicolás Martínez, de la Unión Cívica Radical (UCR), al advertir que sus pares habían notificado ante el Ejecutivo la derogación de la emergencia económica.

En Pampa Blanca son cuatro concejales. A partir de ahora, Darío Liquitay pasará a cobrar $82.961 de los $33.388 que percibía; Karina Flores, $78.595 de $31.408 y Atilio León, $78.595 de $31.408.

El secretario parlamentario del Concejo Deliberante Luis Oscar Ramos pasará de $23.000 a ganar $74.228. Los concejales además establecieron que los aumentos sean retroactivos al 10 de diciembre.

El Concejo Deliberante no sesionó mucho desde diciembre porque Pampa Blanca recién alcanzó la categoría de municipio en 2019 por lo que los concejales están dando sus primeros pasos como tales, informó TN.

Una de sus primeras decisiones, sin embargo, fue aumentarse el sueldo un 150% en promedio a pesar de que la cuarentena obligatoria afectó totalmente la economía y la consiguiente recaudación.