BUENOS AIRES - Aunque el foco está puesto en una celebración virtual del Día de la Lealtad, Hugo Moyano decidió invadir la calle con los colores de su gremio, Camioneros. Desde las 7 de la mañana los vehículos de los militantes inundaron la avenida 9 de Julio, cortando la mano que va hacia el Sur y alrededor de las 11 partieron hacia el Obelisco.

La concentración comenzó a la altura del cruce con Belgrano, con camiones bloqueando por completo la avenida para cortar el tránsito en el centro porteño. Minutos más tarde, un importante grupo de taxistas, con banderas y carteles, a bordo de sus vehículos comenzaron a llegar a Plaza de Mayo. El gremio estatal UPCN se hizo presente también al colocar banderas de la asociación en los balcones del Cabildo.

 

Para que la militancia pueda participar del acto respetando el distanciamiento social, el oficialismo ideó una convocatoria virtual para marchar a la Plaza de Mayo. Se trata de un portal, 75octubres.ar, que antes del sábado ya había recibido 1.5 millones de visitas. A pesar de esto, desde diferentes agrupaciones anunciaron que saldrían en caravanas, de autos y micros, para “copar la calle”, una clara respuesta a las marchas opositoras de los últimos tiempos, la más reciente el lunes 12 de octubre.

Por la tarde, a partir de las 17, el presidente Alberto Fernández encabezará un acto en la sede central de la CGT, en el que será el único orador. Se comunicará en vivo por videollamada con distintas personas en diferentes puntos del país que comentarán sus tareas durante la pandemia y contarán por qué son peronistas.

Previo al acto que se realizará en el salón Felipe Vallese de la sede histórica de la CGT, en Azopardo 802 de esta capital, el presidente Fernández y una comitiva reducida visitarán cerca de las 12, la isla Martín García, donde estuvo detenido Perón en 1945.

 

Después será el turno de la actividad en la sede sindical, que comenzará a las 15, con la comunicación por videollamada entre el Presidente y varios actores sociales que adhieren al peronismo. Luego será el turno del discurso del mandatario, quien estará acompañado por la cúpula sindical; el ministro de Interior, Eduardo De Pedro; el titular de la cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner, y una reducida comitiva de gobernadores e intendentes; referentes de organizaciones sociales y empresarios pymes, según fuentes oficiales.

Tras el discurso del Presidente, el cierre cumplirá con una de las reglas básicas del PJ: concluir el acto a las 17 con la Marcha Peronista. “La idea es que al terminar el acto, saquemos el parlante al balcón, subamos bien el volumen de la TV, de la PC, del celular, del estéreo del auto y cantemos todos juntos la Marcha Peronista”, dijo el subsecretario de Asuntos Políticos, Miguel Cuberos, uno de los organizadores del acto.