RAWSON (ADNSUR) -  Según fuentes oficiales, la provincia recauda $ 3.600 millones por mes, y tiene compromisos por $ 6.000 millones. La masa salarial en bruto supera los $ 5.000 millones, con más de 30 mil trabajadores con sueldos superiores a 65 mil pesos. Más allá del inicio de conversaciones, los vencimientos de la deuda siguen corriendo, y significarán en octubre un débito de U$S 31 millones.

Las tres fuentes de recaudación que tiene la provincia del Chubut, que son las regalías hidrocarburíferas, la coparticipación federal y los impuestos provinciales, alcanzaron este mes los 3.600 millones de pesos, mientras que las obligaciones, si se computan los sueldos estatales de junio, los vencimientos de deuda y el resto de los servicios que se deben pagar, rondan los 6 mil millones de pesos, según datos oficiales del Ministerio de Economía a los que accedió ADNSUR. De este modo, el déficit mensual se mantiene en los 2.400 millones, lo que anualizado implica un déficit que sumando el sueldo extra de los aguinaldos y las deudas acumuladas por la cláusula gatillo de la paritaria 2019, supera los 30 mil millones anuales.

De acuerdo a las previsiones de los funcionarios provinciales, el primer paso para achicar el déficit está supeditado al éxito de la refinanciación de la deuda con los bonistas, que podría traer un alivio aproximado de 1.000 millones de pesos mensuales, lo que de todos modos no soluciona el problema, ya que el déficit mensual se mantendría aún en 1.500 millones de pesos. Es importante aclarar que, más allá de la autorización de la Legislatura para renegociar con los acreedores de los bonos Bopro y Bocade, este proceso demandará varios meses, y mientras tanto los vencimientos siguen cayendo. Según datos oficiales, hay compromisos por U$S 46 millones hasta fin de año, el más importante de los cuales será en octubre, por U$S 31 millones.

En materia salarial, más allá de que este año no hubo mesa de negociación de aumentos, aún queda pendiente cumplir con compromisos asumidos el año anterior. El gobierno ha dicho que si bien reconoce la demora en los pagos, la decisión política es no aplicar un plan de ajuste como el achique de la planta de personal. En este escenario entonces, las alternativas para bajar el déficit mensual serían: un plan de mejora de recaudación de impuestos provinciales que optimice los ingresos de las actuales actividades comerciales, industriales y productivas; o una suba del precio del barril de petróleo que permita mayores ingresos en dólares; o una devaluación del peso que, manteniendo ingresos en dólares, licúe las deudas salariales; o finalmente, el ingreso de alguna nueva actividad productiva que aporte fondos frescos a la recaudación.

Para pasar en limpio, el mayor costo que hoy tiene el Estado -un 85 % de su gasto total, cuando hace 10 años atrás era del 50 %- son los salarios de los trabajadores estatales, que según el último dato chequeado, son en Chubut 64.319 agentes, incluyendo activos y pasivos. Este universo de trabajadores, demandó en la última liquidación de junio un costo total neto de $ 4.841.988.151 millones.

Esta masa salarial está distribuida en cinco rangos: el rango 1 (sueldos hasta 40 mil pesos pero en el que está incluida toda la policía sin distinción de ingresos), que incluye a 16.545 agentes que demandan un costo salarial de $ 732,2 millones; el rango de trabajadores de Salud, un total de 6430 empleados con una masa de $ 543,8 millones; el rango 2 (sueldos entre 40 mil y 65 mil pesos) son 12.648 agentes y un costo general de 636,5 millones; el rango 3 –donde están incluidos los sueldos entre 65 mil y 150 mil pesos- es el más grande, ya que hay incluidos 24.573 agentes, que demandan un costo mensual de $ 2.092 millones; y finalmente el rango cuatro, que alcanza a 4.123 trabajadores con sueldos superiores a 150 mil pesos, por un monto mensual de $ 837,4 millones.

Respecto a otra de las soluciones evaluadas por el gobierno para bajar el gasto, y que por el momento quedó en suspenso, figura el tope salarial, que en su momento se plasmó como la idea de poner un límite a modo de techo en el sueldo que cobra el gobernador de la provincia, y después se modificó en una forma de descuento escalonada a los sueldos superiores a 150 mil pesos. De todos modos, el proyecto –que implicaba un ahorro de 600 millones en 6 meses- si bien no está descartado aún no fue enviado a la Legislatura, a la espera de un contexto de estabilidad en la fecha del pago de los sueldos a estatales.