CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) envió una misiva al ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, para poner a su disposición un documento con propuestas de medidas urgentes que generen un alivio en el bolsillo tanto de los consumidores como de los empresarios pymes, que movilizan el 70 % del empleo del país.

Según detalló la CAME, la supervivencia de las pequeñas y medianas empresas depende de las medidas que se tomen en el plano tributario, financiero, energético y de consumo interno, y deben rondar en torno a los siguientes ejes:

- Minimizar o compensar el impacto de la volatilidad cambiaria y la tasa de política monetaria sobre sus costos.
- Sostener el poder de compra de los consumidores, que constituyen su principal fuente de demanda.

"Como siempre lo hacemos, desde CAME llamamos a la responsabilidad de todos los sectores, y a su vez nos comprometemos a ser un actor constructivo en la búsqueda de soluciones para este difícil contexto macroeconómico, que no admite especulaciones políticas ni financieras", expresaron desde la Cámara este miércoles. 

Entre otras cosas, la CAME pidió implementar medidas que tiendan a alivianar la carga impositiva de las pymes en la actual coyuntura macroeconómica, como mecanismos para contrarrestar el impacto sobre los costos y márgenes de rentabilidad que traerá aparejada la suba de tasas y la escalada del dólar, la suspensión de  juicios y embargos por 120 días y el recálculo de deudas, descontando todas las acreencias y crédito fiscal de las empresas micro, pequeñas y tramo I con planes de pago sin intereses ni punitorios para la deuda de $25.000 millones adeudados por el segmento PyME con la AFIP.

También reclamó que se implementen herramientas que permitan aislar, para el segmento de empresas pyme, la suba  en el costo del financiamiento que se derivará del incremento de la tasa de referencia de la política monetaria ante la escalada del dólar y eximir del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz y gas para las micro, pequeñas y medianas empresas hasta el 31 de diciembre de 2019, además de diferir a 90 días el pago de energía (gas y electricidad) y que hasta el 31 de diciembre de 2019 las facturas de gas y electricidad tengan un plazo de pago a 90 días, entre otras propuestas. 

El presidente Mauricio Macri, mientras tanto, anunció entre las 10 medidas de "alivio" para 17 millones de personas una destinada a las PyMEs y es que la AFIP está lanzando un plan que les da 10 años de plazo para ponerse al día con deudas vencidas hasta el 15 de agosto con tiempo para inscribirse hasta fin de octubre.

Además, se ampliará de 6 a 10 la cantidad de planes permanentes que pueden tener abiertos al mismo tiempo las pequeñas y medianas empresas.