COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Guillermo Ceriani, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Comodoro Rivadavia, sostuvo este jueves en diálogo con Actualidad 2.0 que la entidad acompaña el pedido de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) de declarar la emergencia pyme debido a la cantidad de empresas en crisis.

El dirigente manifestó que apoyan la medida e indicó que “nosotros nos habíamos anticipado hace un par de años ya que venimos con la emergencia comercial en la provincia del Chubut, se pidió una extensión y va a terminar el 31 de diciembre”.

Ceriani manifestó que se trata de un paquete de medidas a nivel nacional que “nosotros apoyamos si bien hay algunas que se pueden superponer con la emergencia comercial que venimos arrastrando”.

Lo solicitado por la CAME se refiere a tasas diferenciales, líneas de crédito productivas con tasas del 21%, repro Pyme Express para empresas en crisis para sostener el empleo y un mínimo no imponible sobre contribuciones patronales: adelanto del cronograma de la aplicación plena prevista en la Ley 27.430 y cargas sociales diferenciadas por zona para compensar al interior profundo.

También, se incluye suspender el impuesto al cheque, suspensión del pago de anticipos de Ganancias y eximir del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz, agua y gas.

El presidente de la Cámara de Comercio de Comodoro manifestó que se trata de una medida “muy importante” y agregó que “ojalá que esto salgo porque las Pymes representan el 44% del PBI nacional”.

Consideró que “hay que buscar paliativos para poder pasar la crisis porque lamentablemente no tenemos ninguna fórmula para aplicar”.

En cuanto a la situación del sector en Comodoro, sostuvo que el automotriz “fue uno de los más castigados, si bien tuvieron un pequeño repunte cuando salieron las cuotas, descuentos y financiamientos”.  Indicó que “algo reactivó pero de todas formas cayó un 50% respecto a lo que se dio el año pasado”.

Reveló que el resto de los sectores “está marcando una tendencia de entre el 15 y el 20% de caída, como en supermercados, y productos como la leche tuvieron una caída mayor, por encima del 30%”.