PUERTO MADRYN (ADNSUR) - El actual diputado justicialista y ex intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, aseguró que no sólo está de acuerdo en el regreso del vicegobernador Ricardo Sastre a las filas del PJ, sino que además está dispuesto a brindar su apoyo y hasta su trabajo en campaña para que sea gobernador en 2023, si se llegara a confirmar su aspiración para ocupar el despacho de Fontana 50, con el argumento de que sería la oportunidad de que alguien de la ciudad del golfo ocupe el máximo puesto político de la provincia, algo que en su momento no pudieron lograr tanto en su caso como en el de Osvaldo Sala.

Eliceche, quien además de intendente fue candidato a gobernador en 2011, diputado nacional hasta 2013 y luego ministro Coordinador de la gestión de Martín Buzzi y director del Banco Chubut, viene de perder las elecciones a intendente mano a mano con Sastre en 2015, con quien desde toda la vida incluso a nivel deportivo (uno fue presidente de Deportivo Madryn y el otro de Guillermo Brown) mantuvo una marcada rivalidad.

Los caminos de la política los acercaron en los últimos tiempos, y mantienen una estrecha relación en la Legislatura, incluso compartiendo encuentros políticos con otros actores, como fue el caso del comodorense Carlos Linares, quien estuvo en Puerto Madryn la semana pasada y compartió una cena con ambos y con otras figuras del justicialismo, como el intendente trelewense Adrián Maderna, quien días después firmó en la sede del PJ en Trelew su ficha para volver a ser aceptado como afiliado del peronismo chubutense.

En este contexto, Eliceche realizó declaraciones en la emisora FM 93.7 de la ciudad del Golfo, en las que -consultado por una posible candidatura de Sastre en 2023- sostuvo que “Madryn en algún momento tiene que tener la posibilidad de tener un gobernador. En su momento fue Osvaldo Sala y no se pudo dar, intenté yo y no se pudo dar y Ricardo Sastre terminó siendo vicegobernador”.

Y a continuación, sin titubear, afirmó que “si el candidato fuera Ricardo Sastre, salgo a trabajar mañana. Hoy como se están dando las circunstancias, no tengo ningún problema que sea él. Puedo aportar mi conocimiento y mi experiencia. Desde el año 91, cuando Sala fue candidato a gobernador, vengo recorriendo y militando a lo largo y ancho a la Provincia”.

Remarcando su posicionamiento territorial, indicó que “sin que pase mucho tiempo, Puerto Madryn va a tener la oportunidad de tener un gobernador, porque es una ciudad que está haciendo las cosas bien y la dirigencia está creciendo”.