Por su parte, Prior indicó que “estamos revisando los resultados de la Junta Electoral, nos sorprendió porque pensamos que íbamos a ser proclamados como ganador” y adelantó que “se va a rechazar la impugnación de la mesa entendiendo que es improcedente, pero si el gobernador llama a elecciones complementarias vamos a participar”.

Además, aclaró que “sabíamos de esta impugnación y que era la única herramienta que tenía Isasmendi. Pero nos toma por sorpresa porque en todos los actos que te da el proceso para observar o anular, los fiscales de Isasmendi en ningún momento plantearon esta observación y firmaron las actas sin ninguna novedad. En ninguna mesa hubo observación y después del recuento la junta nos otorga 48 horas para impugnar el acto, y tampoco. Solo hubo dos impugnaciones por parte de mostros”.

Por ello, indicó que “en el recuento definitivo aparecen y se aceptan las impugnaciones. En realidad los votos observados son 8 y no cambian los resultados, si se anula la mesa sí. Pero la jurisprudencia nos favorece a nosotros porque hay que sostener la voluntad mayoritaria”.

A su vez, Prior sostuvo que “es improcedente porque lo hizo en una instancia administrativa y que tienen que llevar adelante la junta. No teníamos la posibilidad de impugnar ni hacer otro reclamo y esto se volvió a tornar poco claro y la resolución lo acompaña. Pero de todas maneras nosotros vamos a rechazar la anulación de la mesa” y “nos someteremos al acto eleccionario porque estamos convencidos que es la única practica que tienen los afiliados para elegir a sus representantes”.

Por último, manifestó que “de todas maneras, nosotros tenemos la voluntad de la mayoría que nos daba como ganador. En caso de que se detecten 8 votos, hay instancias donde se deberían haber anulado esos votos pero reconociendo la voluntad de la mayoría”.