BUENOS AIRES (ADNSUR) - El Salario Mínimo, Vital y Móvil subirá un 28 por ciento en tres tramos, según el acuerdo que alcanzaron en la tarde del miércoles los representantes de las centrales sindicales, empresariales y el gobierno.

Así trascendió de fuentes sindicales al promediar la reunión realizada poco después del mediodía y que prometía transformarse en álgida, por las diferencias iniciales entre las partes.

Según se supo, el incremento será en tres tramos, y a pedido de la CGT, podría volver a revisarse en abril próximo, y no dentro de 12 meses.

En las próximas horas, además, se conocerán los alcances definitivos, conjuntamente con una modificación en el seguro de desempleo.

La CGT y la CTA Autónoma habían anticipado que reclamarían al Gobierno un salario mínimo vital y móvil superior a los $45.000, acorde con el costo de la canasta básica de consumo, en la reanudación de la negociación tripartita para ajustar ese valor salarial.

Según el último valor disponible difundido por el INDEC, el costo de la Canasta Básica Total, para una familia tipo de cuatro miembros, registró en agosto pasado un costo de $ 45.477,66, sin la actualización inflacionaria de septiembre y octubre.

Desde octubre de 2019, el salario mínimo, vital y móvil es de 16.875 pesos, e históricamente el salario básico de convenio de la primera categoría, que se negocia en paritarias, se sitúa entre 10 y 20% por encima de ese mínimo.

La última homologación del mínimo fue el 3 de septiembre de 2019, cuando el exministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, laudó ante las diferencias entre sindicalistas y empresarios, una suba del 35 por ciento y el salario pasó $ 12.500 pesos a los actuales $ 16.875 en tres tramos.

Mientras se realizaba el encuentro, distintas organizaciones se movilizaron reclamando un trato igualitario.