BUENOS AIRES - El presidente Alberto Fernández dispuso el miércoles a la noche, por decreto, destinar 120.000 millones de pesos para reforzar el accionar de los gobiernos provinciales, en el marco de las medidas generales para enfrentar la pandemia de Covid-19 y sus consecuencias, según se informó oficialmente.

De ese total, 60.000 millones de pesos, se distribuirán en forma directa a través de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que es una herramienta del Ministerio del Interior, en tanto los 60.000 millones de pesos restantes, serán otorgados desde el Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial mediante créditos preferenciales con tasas de interés bajas y un plazo de gracia hasta el 31 de diciembre.

El ministro del Interior, Eduardo Wado De Pedro, explicó que "los fondos se transferirán en el marco del Programa de Asistencia a las Provincias, y es una de las herramientas para fortalecer los sistemas de salud en todo el país y también acompañar el esfuerzo que implica la emergencia".

Al mismo tiempo, el jefe de la cartera política resaltó "el trabajo coordinado que venimos llevando adelante con todos los gobernadores, sin distinciones partidarias, adoptando medidas consensuadas para enfrentar esta crisis de manera coordinada, pensando siempre en el bienestar de todos los argentinos".

De Pedro expresó que "vamos a asistir a las provincias con un fondo de 65 millones de dólares para los sistemas de salud. Entendemos que los recursos que tienen los gobernadores e intendentes están puestos en la emergencia, con lo cual gestionamos en organismos financieros internacionales, fondos no reembolsables, para fortalecer sus sistemas de salud".

La secretaria de Provincias, Silvina Batakis remarcó que "el ministro del Interior ha ordenado que se transfieran hoy 20.000 millones de pesos de los ATN, en tanto que la asistencia del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial será una ayuda financiera que tramiten las provincias y van a ser créditos blandos en el sentido de que tienen un plazo preferencial y una tasa de interés del 10% con el capital ajustable por CER".

Cuánto le toca a Chubut

Tal como informó ayer ADNSUR, si se aplica el índice del 1,6 por ciento que le corresponde a Chubut en el reparto de la coparticipación de impuestos, en tanto se trata de una de las provincias más relegadas en ese reparto, el monto total a percibir –que se distribuirá en etapas- se aproxima a un total cercano a los 950 millones de pesos.

Si se contrasta con el déficit que cada mes afronta la provincia para el pago de salarios, esta cifra no resuelve todo el problema, pero al menos puede contribuir a compensar parte de las pérdidas de recursos que, además, podría afrontar por regalías petroleras. Vale recordar que la masa salarial de la provincia es del orden de los 4.500 millones de pesos mensuales, mientras que la recaudación antes de la pandemia quedaba en unos 1.000 millones por debajo de esa cifra.

El monto no llegará en un solo envío, sino que habría una primera etapa con 20.000 millones de pesos. En ese caso, la remesa para la provincia sería del orden de los 320 millones de pesos. Adicionalmente, se había acordado el envío de una partida de 3.000 millones de pesos, por lo que a Chubut le correspondieron 48 millones de pesos.

Préstamo por un monto similar

Para completar el paquete de asistencia financiera, el gobierno de Alberto Fernández recreará un instrumento ya aplicado durante el gobierno de Mauricio Macri, por el que se estableció el llamado Fondo Fiduciario para asistir a las provincias, con anticipos de coparticipación, que los gobernadores deberán devolver a un interés del 25 por ciento anual.

Por este instrumento, se proyecta enviar otros 60.000 millones de pesos, que también se distribuirán según el coeficiente de coparticipación, por lo que Chubut podría aspirar a otros 950 millones de pesos. Sin embargo, la línea de asistencia no es tan eficaz: significa incurrir en más endeudamiento, por el que Chubut ya viene devolviendo mensualmente los anticipos que recibió durante el gobierno anterior, al punto que hoy los envíos de recursos nacionales se reducen a la mitad cuando se aplican los descuentos correspondientes.