RAWSON (ADNSUR) - La presentación de alrededor de 60 medidas para reactivar la economía argentina pospandemia está siendo elaborada por especialistas de cada una de las áreas del gabinete, con la coordinación exclusiva del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.   

Según informó diario El Chubut, el plan de inversión para lo que resta del mandato contempla, en las primeras simulaciones, un derrame de $ 84.400 millones y alcanza a obras en gran parte del país. En el listado de obras se encuentra la finalización de la autopista que une a la ciudad de Comodoro con Caleta Olivia, eje troncal esencial en la circulación comercial entre ambas localidades.

El ambicioso plan de mejoramiento de rutas también contará con obras de señalización, obras de seguridad y redes cloacales. Además, entre las obras figuran el corredor Rufino-Rosario en la provincia de Santa Fe; la modernización del Puente Posadas-Encarnación; obras de saneamiento en Tucumán, y la autopista entre San Francisco y la ciudad de Córdoba.

DE QUÉ SE TRATA EL PLAN DE OBRAS 

El presidente prepara el anuncio de unas 60 medidas con las que pretende retomar la iniciativa política y mostrar alternativas en marcha para paliar la profunda recesión que atraviesa la economía como consecuencia del parate en el que entró el país el 20 de marzo pasado, al iniciarse el aislamiento social, preventivo y obligatorio para detener el avance del coronavirus.

El pasado viernes, al anunciar la continuidad del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), Fernández reveló la preparación de una serie de iniciativas cuyo éxito y efectiva ejecución dependerán en buena medida del acuerdo con los bonistas privados para el canje de más de u$s 65.000 millones en la deuda externa, y asimismo de la aprobación en el Congreso de una ampliación presupuestaria que eleva el gasto en $ 1,8 billones.

El plan de obras que presentará Alberto Fernández incluye la autovía Comodoro - Caleta

Precisamente a través de esta ley enviada para su debate a la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, el Presidente pretende activar más de 70 obras públicas hasta fin de año con una erogación estimada en $ 4752 millones. 

Se trata de un ambicioso plan de mejoramiento de rutas, construcción de autopistas, señalización de autovías, obras de seguridad, despliegue de redes cloacales y otras obras de sanitización en las 23 provincias a cargo Vialidad Nacional, el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa) y AySA, todos organismos dependientes del Ministerio de Obras Públicas, al mando del ministro Gabriel Katopodis.

Las obras en cuestión, con un reparto disímil entre distritos, forman parte de un plan plurianual que en los cuatro años de gestión de Fernández pretende desembolsar más de $ 84.400 millones en inversiones que el Gobierno considera esenciales para generar un efecto "contagio" en actividades relacionadas y así dinamizar nuevamente la economía de la mano de una mayor mano de obra empleada.

Pese a la erogación por comprometer, las obras poco avanzarán en lo que resta del año. De hecho, el Gobierno admite en las planillas enviadas al Congreso que, con suerte, ejecutará en promedio el 11% de los proyectos que promete ejecutar, porlo que concentrará más de la mitad de los avances en 2021 y 2022, cuando calcula invertir casi $ 54.000 millones.

Entre las provincias más beneciadas, aparecen Entre Ríos, La Rioja y Buenos Aires por cantidad de obras (ocho, siete y seis, respectivamente) y San Juan, La Pampa y Formosa en términos de montos (acumulan $ 1787 millones).

En la ciudad de Buenos Aires no se prevén proyectos fondeados desde Nación. Entre las obras destacadas, gura la conversión en autopista de la Ruta Nacional 19 entre San Francisco y la ciudad de Córdoba, en la provincia mediterránea; el corredor Runo-Rosario, en Santa Fe; la autovía Comodoro Rivadavia - Caleta Olivia, entre Chubut y Santa Cruz, la modernización del puente Posadas - Encarnación (Paraguay), y varias obras de saneamiento en San Miguel de Tucumán.